– Según un estudio de la Fundación CEA y Asitur

– Es un documento impreso con características técnicas del vehículo que facilita la labor de los bomberos en caso de siniestro

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

Cerca del 85% de los conductores españoles desconoce qué es la hoja de rescate de los vehículos, esto es, un documento impreso -normalmente en formato A4- en el que figuran las características técnicas e instrucciones para los bomberos respecto de la seguridad que ayuda y facilita la salida de los ocupantes del coche en caso de siniestro vial.

Esa es la principal conclusión de un estudio elaborado por la Fundación CEA y Asitur, y presentado este miércoles en una rueda de prensa en Madrid por Octavio Ortega, experto en seguridad vial y movilidad sostenible.

La hoja de rescate facilita a los bomberos el acceso al vehículo siniestrado con mayor diligencia y rapidez, puesto que los coches, incluso siendo el mismo modelo, difieren en las protecciones si el año de fabricación es diferente.

Por tanto, ayuda a salvar vidas porque incluye instrucciones de los componentes clave del vehículo, las zonas complicadas y los lugares por donde se puede cortar fácilmente para excarcelar a pasajeros atrapados. Se trata de un documento que elaboran los fabricantes desde hace varios años, sin que ello sea obligatorio aún.

SOLO UN 15% LA LLEVAN

El estudio, basado en una encuesta contestada por 828 conductores residentes en España, mayor de edad y con permiso de conducir al menos de clase B, indica que apenas un 15% de las personas sondeadas conoce qué es la hoja de rescate, mientras que un 77% no y un 8% ha oído hablar de ella sin recordar de qué se trata.

Quizás también te interese:  El Instituto de Salud Carlos III advierte del aumento de las infecciones de transmisión sexual en España

Entre quienes contestaron conocer la hoja de rescate, más de la mitad desconocían dónde colocarla, ya que solo un 45% señalaron correctamente que en el parasol situado frente al asiento del conductor.

Además, apenas un 15% aseguraron que llevaban el documento en su vehículo y el 82% de los conductores que no tenían el documento desconocían dónde solicitarlo.

Por otro lado, el 93% de los conductores encuestados consideró útil que los equipos de asistencia dispongan de información técnica sobre las características de los vehículos.

El 61% desconoce la forma adecuada de remolcar su vehículo, y un 13% no sabe que hay diferentes formas de hacerlo. Sin embargo, estos porcentajes varían para los que conocen la hoja de rescate (un 33% y un 37%, respectivamente). Algunos vehículos solo pueden ser remolcados con el tren delantero o trasero apoyado en el suelo y otros deben transportarse en una plataforma sin ninguna rueda rodando.

El 95% de los conductores señala que los servicios de asistencia deben tener conocimientos técnicos sobre la situación de los elementos técnicos del vehículo para asistir a las personas heridas y remolcar correctamente el coche siniestrado.

RECOMENDACIONES

Respecto a si el peligro durante la asistencia tras un siniestro aumenta en los vehículos híbridos o eléctricos, un 76% afirma que sí, porcentaje que aumenta al 85% entre quienes conocen la hoja de rescate.

El 64% considera que los airbags pueden ser peligrosos tras un siniestro grave, una cifra que aumenta a casi un 80% entre los conductores que saben qué es la hoja de rescate.

Y el 58% cree que llevar la hoja de rescate en el coche puede disminuir el tiempo de rescate de personas en un siniestro y ayuda a salvar vidas, lo que cree el 96% de quienes llevan ese documento en su vehículo.

Quizás también te interese:  Una iniciativa del Hospital La Paz y una 'app' de lectura, los proyectos españoles finalistas en los Premios de Innovación Social de Fundación Mapfre

A la luz de los resultados de este estudio, la Fundación CEA y Asitur reclaman a los fabricantes que entreguen la hoja de rescate junto con el manual del vehículo en el momento de la venta, al Ministerio de Industria que cree una web pública y gratuita donde los conductores pueden descargarse el documento, y a las autoridades de tráfico (DGT, Servei Català de Trànsit y Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco) que difundan campañas de concienciación sobre la importancia y utilidad de ese documento.