MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

La agencia de calificación Moody’s advierte de que el perfil crediticio de España se verá presionado por el sistema de pensiones al final de esta década si no se acometen medidas.

Así lo pone de relieve en una publicación sobre España difundida este miércoles en la que recuerda que el perfil crediticio es positivo, con una calificación de Baa1 estable, si bien se enfrenta a un rápido envejecimiento de la población y un incremento del gasto en pensiones.

En concreto, Moody’s señala que el número de pensionistas en España llegará a 14 millones en 2050 desde los nueve millones registrados en 2022, al tiempo que el país tendrá uno de los ratios de dependencia de los pensionistas sobre la fuerza laboral más altos de la Unión Europea, del 3,1 en 2050.

Las medidas introducidas por el Gobierno para obtener ingresos adicionales y los incentivos para retrasar la jubilación verán sus efectos «eclipsados», según Moody’s, por el aumento del gasto previsto por el continuo envejecimiento poblacional y la subida de las pensiones con el IPC.

Si no se acometen nuevas medidas, Moody’s estima que el gasto en pensiones se elevará al 15% del PIB al final de esta década y al 16,8% en 2040, desde el 13,5% en 2022.

En este contexto, la agencia de calificación avisa de que, en ausencia de medidas, las pensiones ejercerán presión sobre el perfil crediticio de España, y apunta que alternativas por la parte de los ingresos tienen limitaciones, mientras que por la vía de reducir el gasto pueden ser «efectivas» y son más fáciles de implementar dado el déficit del sistema. Además, considera que acometer reformas estructurales que impulsen el crecimiento potencial tendrían «gran impacto, pero llevará tiempo materializarlas».

Quizás también te interese:  España recibió en mayo 7,7 millones de pasajeros internacionales, el 87% del nivel prepandemia