– El presupuesto de las familias se mantuvo aunque hicieron menos compras

MADRID, 18 (SERVIMEDIA)

Los productos frescos (pan, charcutería, huevos, carne, pescado y marisco, frutas y verduras) representaron el 43% del gasto anual en alimentación de los hogares españoles en 2022, con una inversión total de 35.625 millones de euros, según la cadena de supermercados Aldi.

Así se desprende de la última edición del Observatorio de Productos Frescos de Aldi en España, que señala que el presupuesto anual de los consumidores para la compra de frescos se mantuvo en los 1.901 euros, a pesar de que se realizaron menos actos de compra (186).

Por otro lado, la demanda de productos frescos cayó un 7% en 2022 respecto al año anterior debido al contexto de inflación, entre otros factores. Sin embargo, los hogares pagaron un 8% más en este tipo de productos con relación a 2021. Asimismo, los españoles notaron un aumento de los precios de los productos frescos y un 66% declaró haber reducido la cantidad de productos frescos que compró en 2022.

El responsable de investigación y análisis de Aldi, Ignacio Cid, destacó en una rueda de prensa para presentar el observatorio que en estos últimos meses la inflación está siendo «más suave», pero recordó que «los precios siguen estando fuera de la normalidad». En esta línea, detalló que las frutas y hortalizas suponen el mayor gasto dentro de la cesta de frescos (+36%).

Por regiones, todas las comunidades autónomas han reducido la compra de productos frescos en 2022 respecto a 2021. Canarias encabeza el listado como la región que más redujo su presupuesto en frescos con un 77% de población que asegura haber recortado en estos productos. En cambio, el País Vasco es la región que menos renunció a los frescos, pues solo lo hizo un 57,3% de la población.

Quizás también te interese:  Grupo Catalana Occidente ve "margen para crecer" en España

Pese a la tendencia bajista que experimentaron los productos frescos, el 71,6% de los tiques de los clientes de Aldi en 2022 contenía producto fresco. Además, según datos de la empresa, la compañía vendió un 8,5% más de productos frescos en 2022 respecto al año anterior.

CALIDAD Y SOSTENIBILIDAD

Por otro lado, la relación calidad-precio y calidad son los factores que más tienen en cuenta los consumidores en la compra de productos frescos. En este sentido, el contexto actual ha colocado al precio como «un aspecto clave a la hora de hacer la compra de frescos en el supermercado», especialmente entre los mayores de 65 años y los menores de 35 años.

Sin embargo, aquellos que consideran que gastan más en frescos semanalmente priorizan la calidad por encima del precio, y que sean productos de temporada, de proximidad y saludables.

Otros factores que influyen en la compra de frescos en el supermercado son los vinculados con los productos de temporada, de proximidad y sostenibles, de acuerdo con la creciente tendencia de los consumidores de realizar su compra con conciencia. El 90% declara consumir productos frescos de temporada, pues asocian a este factor atributos como «la frescura o un mayor sabor».

Asimismo, un 79% de los hogares también tiene en cuenta el origen de los frescos en su compra habitual y, concretamente, el 92% afirma comprar productos frescos de origen nacional.

Con relación a la sostenibilidad, el uso de plásticos en los envases es «una preocupación que gana peso año a año». De esta forma, el 58% de los consumidores da mucha o bastante importancia al envase en el que se presentan los productos frescos, y el 68% le da mucha o bastante importancia a que el envase sea sostenible.

Quizás también te interese:  Gonzalo Sánchez, presidente de PwC España: "Tenemos plena confianza en la solidez del sistema financiero español"

Además, cuatro de cada diez españoles, declara procurar comprar los productos frescos a granel, siendo esta la opción de compra «preferida» para los consumidores, fruto de la creciente preocupación de estos por el medioambiente y el cambio climático.