– La industria de alimentación aumentó sus precios un 17,3%, mayor alza desde 1977

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

Los precios industriales subieron en 2022 en España un 35,5% respecto al año anterior, lo que supone un incremento récord desde el inicio de la serie estadística en 1975, según informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La energía fue el donante de este comportamiento, ya que sus precios industriales se encarecieron un 84,8%, también cifra sin precedentes en la serie.

El total de la industria sin energía elevó sus precios un 13,6%, dato más alto desde 1980; los de bienes de consumo aumentaron un 10,8% y los de bienes de equipo, un 5,4%. La industria manufacturera los incrementó un 19,7%.

Los precios industriales de alimentación marcaron un alza del 17,3%, la mayor subida desde 1977.

Sólo en diciembre, los precios industriales se encarecieron un 14,7% en tasa interanual, casi seis puntos por debajo de la registrada en noviembre (+20,5%).

Energía recortó el alza al 22,8%, casi 15 puntos por debajo de la de noviembre, por el descenso de los precios de la Producción, transporte y distribución de energía eléctrica, que aumentaron en el mismo mes de 2021 y, en menor medida, del Refino de petróleo, cuyos precios bajan más de lo que lo hicieron en diciembre de 2021.

En sentido contrario, sobresalió el repunte de los precios de la Producción de gas y distribución por tubería de combustibles gaseosos, frente al descenso registrado un año antes.

Por su parte, entre los sectores industriales con influencia positiva en la subida resaltó Bienes de consumo no duradero, cuya variación se sitúa en el 14,6%, una décima por encima de la del mes anterior, consecuencia del incremento de los precios de la Fabricación de aceites y grasas vegetales y animales, mayor que el de diciembre de 2021.

Quizás también te interese:  García-Gallardo denuncia el "acoso y derribo fiscal" que sufren las empresas de Castilla y León

Por comunidades, la tasa anual de los precios industriales disminuye en diciembre en todas las comunidades autónomas. Los mayores descensos se producen en las Islas Baleares, Canarias y Principado de Asturias, cuyas tasas bajan 11,9, 11,4 y 10,3 puntos, respectivamente. Por su parte, La Rioja, Cataluña y Comunidad Foral de Navarra son las comunidades donde menos disminuye la tasa anual, con bajadas de 1,5 en la primera y de 3,0 puntos en las dos últimas.