– Según el Informe ‘CYD 2021/2022’, de la Fundación Conocimiento y Desarrollo

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

Los alumnos de la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Politécnica de Madrid y la Universidad Carlos III de Madrid son los que pagan las matrículas más elevadas del país y España sigue siendo uno de los países de la OCDE y la UE con menos gasto en educación superior.

Estas son algunas de las conclusiones del Informe ‘CYD 2021/2022’, publicado este miércoles por la Fundación Conocimiento y Desarrollo y que pone de manifiesto la «falta de financiación suficiente» del sistema universitario y la «diferencia de costes» que «asumen» los alumnos en función de la comunidad autónoma, universidad y titulación que eligen para cursar sus estudios, tal y como precisó la fundación en un comunicado.

Así, el gasto en educación superior es «inferior al promedio internacional» y «descendió en la última década», según el informe, que puntualiza que, en 2018, el gasto español por alumno fue de 13.800 dólares, un 18,8% inferior a la media de los países de la OCDE, según la publicación de la OCDE ‘Education at a Glance 2021’.

«Este gasto en educación superior supone el 1,26% del PIB español frente al promedio del 1,43% de la OCDE», abundó el informe, para advertir de que, mientras entre 2012 y 2018 el PIB español creció un 12,8%, el gasto público en educación superior «apenas se incrementó un 1%».

Además, según datos de la European University Association (EUA), los fondos públicos destinados a las instituciones públicas de educación superior españolas disminuyeron un 20% en términos reales entre 2008 y 2020 y el descenso español fue «el tercero más elevado». Una desinversión que, según el Informe CYD, «no se observa en países como Francia o Alemania».

Quizás también te interese:  Los investigadores españoles del CSIC son lo que más perfiles tienen en Google Scholar

En este punto, la experta Montse Álvarez, miembro del gabinete técnico de la Fundación CYD, alertó de que «uno de los problemas evidentes» del sistema universitario español es «la falta de una financiación suficiente», por lo que España «queda sistemáticamente por debajo» de los países europeos y de la OCDE en el indicador de gasto por alumno o respecto al PIB, así como en la ratio de gasto por alumno respecto al PIB per cápita.

MATRÍCULAS

Al analizar las universidades que «más recaudan» por alumno en el capítulo de tasas, precios públicos y otros ingresos, tras la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Politécnica de Madrid y la Universidad Carlos III de Madrid, se sitúan la Universitat Politècnica de Catalunya, la Universidad Autónoma de Madrid y la Universitat Politècnica de València, todas con valores superiores a los 3.000 euros por alumno. En el otro extremo, con menos de 1.200 euros por alumno, están las universidades de Las Palmas de Gran Canaria, Cádiz, La Coruña, Sevilla, Vigo, La Laguna y Huelva.

En el curso 2021-2022 el precio medio de la primera matrícula de grado en los centros propios de las universidades públicas fue de 17,32 euros, con una «variabilidad» que iba desde los 23 euros por crédito de Madrid y Cataluña hasta los menos de 12 euros de Galicia y los 12,3-12,6 euros de Asturias, Canarias y Andalucía.

En el curso 2020-2021, un total de 223.387 personas estaban empleadas en el sistema universitario español, el 58,2% de las cuales era profesorado docente e investigador (PDI) y, en los últimos cinco años, dicho profesorado creció un 7,9% (16,7% en las privadas y 6,4% en las públicas).

Quizás también te interese:  El PP inserta la disculpa de Sánchez en su "miedo a las urnas" y le avisa de que los españoles le harán "asumir responsabilidades"

El 83,8% del PDI corresponde a universidades públicas, donde el porcentaje de profesionales en régimen permanente ha disminuido y los profesores asociados representan el 35% del PDI, suponiendo un 13% más que hace cinco años.

El Informe CYD apunta a que la edad media del PDI de las universidades públicas es de 50,1 años y el 15,2% se encuentra en proceso de jubilación y, a este respecto, Álvarez advirtió de que el relevo generacional y el rejuvenecimiento que necesita el sistema «no está ocurriendo ni con la suficiente celeridad ni en un volumen adecuado», por lo que reclamó para las universidades «más autonomía en el establecimiento de las condiciones para la contratación de personal».

MUJER E INTERNACIONALIZACIÓN

Por lo que se refiere a la presencia de la mujer en la docencia universitaria, esta «aumenta, pero no es equitativa», según el informe, que refleja que las mujeres suponen el 42,7% del PDI de las universidades públicas españolas y «constata» un «aumento» de su participación relativa en los últimos cinco años, «especialmente» en la figura de catedrática de universidad, con un incremento de 4,3 puntos, aunque las mujeres representan solo el 25,6% de los catedráticos.

Por último, el estudio denuncia que en el curso 2020-2021 el número de estudiantes internacionales en el sistema universitario presencial español disminuyó respecto al curso precedente un 29,2%, una cifra «determinada», según sus impulsores, por la pandemia.

Con todo, el nivel de internacionalización de las universidades españolas, ya era inferior al de la media de los países en 2019, cuando había un 1,5% de estudiantes internacionales de matrícula ordinaria en grado frente al 4,8% de la OCDE, en máster 10,8% frente al 14% y en doctorado 18,2% frente al 22,1%.

Quizás también te interese:  España y Portugal refuerzan la lucha contra los incendios forestales

Por su parte, los universitarios españoles que están estudiando fuera con matrícula ordinaria representan el 1,95% del total y la proporción de estudiantes internacionales es mayor en las universidades privadas que en las públicas.

Finalmente, en el Ranking CYD 2022, las universidades con «mayor rendimiento» en la dimensión de orientación internacional son las de Navarra, la Ramon Llull, la Autònoma de Barcelona, la Carlos III de Madrid y la Pontificia Comillas.