– Hasta 10 grados menos entre hoy y mañana, lluvia en el norte y nieve en los Pirineos

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

El veranillo de los últimos días, con calor más propio de junio que de las primeras jornadas de abril, dará una tregua este miércoles y este jueves gracias a un frente asociado a la borrasca Noa, que hará descender las temperaturas hasta 10 grados en amplias zonas de España y traerá vientos intensos al norte y el este, nieve en los Pirineos y lluvias y mala mar al norte de la península.

«Este miércoles y el jueves vamos a notar un cambio transitorio en el tiempo, con un descenso de las temperaturas, vientos fuertes en el norte y este del país, temporal marítimo y lluvias en el tercio norte», según Rubén Del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Del Campo indicó que esta situación está provocada por «un pasillo de vientos fríos y húmedos creado entre las altas presiones atlánticas y una borrasca que circulará por latitudes altas». Esa borrasca ha sido nombrada como Noa por Météo-France (servicio meteorológico francés), pues causará un importante temporal de viento en ese país.

«A partir del viernes, sin embargo, volverá a dominar el anticiclón, con ambiente cálido para la época durante el fin de semana, especialmente en las horas centrales del día, y probablemente también durante los dos primeros días de la semana que viene, al menos en la mitad sur peninsular», añadió Del Campo.

MIÉRCOLES

Lo más destacado de este miércoles será el descenso de las temperaturas, que en buena parte de la mitad norte de 6 a 10 grados respecto a las del martes, con un ambiente ya más propio para la época del año por allí tras el calor inusual de los últimos días.

Sin embargo, las temperaturas subirán hasta 11 grados más en el área mediterránea por la influencia de vientos del oeste y noroeste, que soplarán con intensidad en amplias zonas del norte y este peninsular y, según Del Campo, «llegan recalentados y muy secos al Mediterráneo», lo que incrementa el riesgo de incendios.

Quizás también te interese:  La Copa América arranca 2023 a toda vela

La predicción de la Aemet, recogida por Serivmedia, indicas que la subida térmica será extraordinaria o notable en el litoral levantino (11 grados más en relación a este martes en Valencia, 8 en Murcia, 7 en Tarragona y 6 en Barcelona). Los termómetros marcarán más de 32 grados en la Comunidad Valenciana y Murcia.

Por el contrario, bajarán en el resto de la península y ese descenso se notará más en el cuadrante noroeste y zonas próximas, con 10 grados menos en Burgos, Palencia y Vitoria; 9 en León y Valladolid; 8 en Ávila, Bilbao, Soria y Zamora; 7 en Logroño, Salamanca y Segovia, y 6 en Cáceres, Ciudad Real, Cuenca, Lugo, Oviedo, Pamplona y Toledo.

Con el paso del frente asociado a la borrasca Noa, lloverá en el extremo norte de la península, sin descartar que aparezcan precipitaciones débiles en puntos de la Meseta Norte, montañas de la zona centro y puntos de Cataluña y Baleares, con una cota de nieve que bajará hasta 1.000 metros en el norte del país.

JUEVES

Este jueves continuarán los vientos intensos del noroeste en el norte y este de la península, así como en Baleares, con temporal marítimo y algo de lluvia, en general no muy intensa, en puntos del archipiélago balear y del extremo norte peninsular.

Podrá llover con más persistencia en el Cantábrico oriental y el norte de Navarra, y nevará en los Pirineos, con una cota de nieve que a primeras horas estará por debajo de 1.000 metros, aunque irá subiendo hasta unos 1.200 a 1.400 metros.

Bajarán las temperaturas y habrá heladas de madrugada en zonas del interior de la mitad norte, concretamente en ciudades como Ávila, Burgos, Pamplona, Soria, Teruel y Vitoria.

Quizás también te interese:  Impulsa Igualdad Castilla y León gana el primer accésit de los IX Premios Supercuidadores

En las horas centrales del día se notará un descenso acusado de las temperaturas en la mitad oriental peninsular y en Baleares, que a orillas del Mediterráneo será de hasta 10 grados con respecto al día anterior. «Es decir, lo que suben el miércoles bajan el jueves», precisó Del Campo.

Así, las temperaturas serán las propias para la época del año o incluso frías en la mitad norte, especialmente las mínimas, que en zonas de Castilla y León podrían estar entre 5 y 10 grados por debajo de su promedio normal. «Pasamos de ambiente cálido a ambiente frío de forma rápida, como es habitual en primavera», recalcó Del Campo.

VIERNES

La borrasca Noa dejará de influir en el tiempo a partir de este viernes, cuando se irán imponiendo las altas presiones, aunque un nuevo frente asociado a otra borrasca atlántica barrerá el extremo norte de la península.

No obstante, este frente será poco activo y las lluvias que deje serán débiles, si acaso algo más abundantes en puntos de Galicia y Cantábrico oriental. El cielo estará más despejado en el resto del país y las temperaturas volverán a subir.

El viernes ya no habrá heladas de madrugada tan extensas como el jueves, aunque podrían producirse en puntos de montaña, páramos del centro y el tercio sur y área levantina. Los termómetros superarán los 25 grados en muchos lugares.

El viento soplará del oeste y noroeste en la península, algo intenso en el norte de Aragón y de Cataluña, y que dará lugar, junto con las altas temperaturas, a un riesgo de incendios muy alto en el tercio oriental peninsular. «Este riesgo de incendio muy alto se mantendrá probablemente por allí durante el fin de semana», apostilló Del Campo.

FIN DE SEMANA

El anticiclón dominará la escena meteorológica este fin de semana, cuando las temperaturas serán más altas en todo el país. En el extremo norte de la península habrá algunas nubes y podrá llover de forma débil, pero en el resto seguirán los cielos despejados. Las heladas prácticamente ya desaparecerán, aunque el sábado será un día algo fresco en puntos del extremo norte. En el resto de España volverá el ambiente cálido para la época.

Quizás también te interese:  España retrocede hasta la décima posición en el ranking europeo que mide el respeto a los derechos Lgtbi

El domingo, de hecho, las temperaturas máximas estarán entre 5 y 10 grados por encima del promedio normal en la mayor parte del territorio, y las mínimas serán más acordes para mediados de abril. «Por lo tanto, habrá una marcada diferencia entre el ambiente fresco propio de la época de la madrugada y primeras horas de la mañana, y el ambiente más caluroso de lo normal a primeras horas de la tarde. El domingo, de hecho, se podrán superar los 28 a 30 grados a primeras horas de la tarde en amplias zonas de la mitad sur e incluso en el valle del Guadalquivir podrían rondarse los 33 o 34 grados», señaló Del Campo.

PRÓXIMA SEMANA

En cuanto a la próxima semana, el lunes y el martes no habrá grandes variaciones en el tiempo. Seguirá el ambiente seco, aunque podría haber algún chubasco en el nordeste peninsular y Baleares.

Las temperaturas bajarán ligeramente en algunos lugares, si bien continuarán claramente por encima de lo normal en la mitad sur peninsular.

CANARIAS

Respecto a Canarias, lo más relevante el miércoles y jueves será el viento alisio del nordeste, que soplará con rachas muy fuertes y provocará temporal marítimo. Habrá presencia de calima, aunque con tendencia a desaparecer el jueves. Las temperaturas serán altas el miércoles y bajarán el día siguiente.

Con vistas al fin de semana, el sol brillará Canarias, con algunos intervalos en el norte de las islas más montañosas. Las temperaturas bajarán el viernes y subirán en los días siguientes.