– El año pasado también fue el más caluroso en tierra desde que hay datos

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

La temperatura superficial de las aguas marítimas circundantes a España alcanzó el año pasado un nuevo récord de calor desde al menos 1940, que es cuando comienza la serie histórica de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La Aemet hace esta consideración en un hilo en Twitter después de que la agencia estadounidense NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica) haya desvelado esta semana que la temperatura media de la superficie de los océanos del planeta llegó a 21,1 grados entre los pasados 1 y 6 de abril, lo que supone un nuevo máximo histórico. El récord anterior estaba en 21,0 grados, alcanzados en marzo de 2016.

«Estos días se está hablando del récord de la temperatura superficial del agua del mar a escala global (excluyendo los océanos polares). Pues bien, 2022 fue también un récord de temperatura en las aguas marítimas circundantes a España desde, al menos, 1940», según la Aemet.

De hecho, la temperatura superficial de los mares próximos a España superó en 0,7 grados el promedio normal del período de referencia comprendido entre 1991 y 2020, aunque en el Mediterráneo la anomalía fue superior y llegó en algunas zonas a 1,4 grados.

«En el mar Balear, entre la costa del levante peninsular y Baleares, el agua estuvo más cálida de lo normal el 95% de los días de 2022», apunta la Aemet, antes de añadir que «desde mayo hasta finales de año, casi sin interrupción, se mantuvo entre el 5 % de los valores más altos del período de referencia». El pasado 11 de agosto, la boya de Puertos del Estado en Valencia midió por primera vez prácticamente 30 grados en el agua marina.

Quizás también te interese:  Las estaciones de esquí llegan a marzo con 940 kilómetros de pistas

«Las olas de calor marinas, además de afectar negativamente a los ecosistemas oceánicos, impulsan las temperaturas de las ciudades costeras hacia valores más altos, algo que se nota en el incremento de las noches muy cálidas a orillas del Mediterráneo», precisa la Agencia Estatal de Meteorología.

Estos datos se añaden a lo difundido el pasado enero por la Aemet en el sentido de que el año pasado fue el más cálido jamás registrado en la superficie terrestre de España desde que la serie histórica nacional de temperaturas comenzara en 1961.

Así, el último resumen climatológico anual de esta agencia, recogido por Servimedia, indica que el año pasado tuvo un carácter extremadamente cálido en el conjunto del país, con una temperatura media sobre la España peninsular de 15,4 grados, lo que supone 1,7 más respecto a la media del periodo de referencia (1981-2010). Se trata de 0,7 grados respecto de 2020, que hasta entonces ostentaba el récord. Ocho de los 10 años más cálidos de la serie histórica pertenecen al siglo XXI.