MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

España recuperó en abril el número de empresas con empleados previo a la crisis sanitaria asociada a la pandemia de covid-19, aunque las pymes todavía siguen ligeramente por debajo, según informó este lunes la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme).

Así, tras sumar 8.231 firmas en el último año natural, el tejido productivo roza a cierre de abril los 1,34 millones’ de empresas inscritas en la Seguridad Social, un 0,6% interanual más, recuperando su nivel de abril de 2019, cuatro años después de la pandemia.

No obstante, la recuperación del tejido productivo es dispar, tanto por tamaño de empresa como por sector. Las empresas con más de 250 trabajadores mostraron una mayor resistencia tanto a la crisis derivada de la pandemia como a la crisis inflacionaria. De este modo, la gran empresa recuperó su número en septiembre de 2021 y ha continuado creciendo hasta las 5.500 firmas, un 13% más. Mientras, la pyme ha necesitado cuatro años para aproximarse al valor que tenía en 2019, aunque todavía está 2.500 compañías por debajo de entonces.

Por sectores, existen todavía desequilibrios y no todos los sectores han recobrado el nivel anterior a la pandemia. Concretamente, nueve ramas de actividad no se han recuperado desde abril de 2019.

Cepyme destaca la «sangría» del comercio (13.500 empresas empleadoras menos que hace cuatro años en el sector, -4,4%) y manufacturas (-4.400 firmas con empleados, -4,3%). Por el contrario, la construcción suma 10.400 compañías (+7,9%) y actividades profesionales 3.500 (+3,7%).

DATOS DE ABRIL

Tras cinco meses de estancamiento, entre octubre y febrero, la cifra total de empresas esboza una recuperación desde marzo. Por actividades, de las 20 catalogadas en la prospección de Demografía Empresarial que mensualmente elaboran los expertos de CEPYME, 14 ramas productivas muestran en abril un incremento frente a 2022 y las restantes seis, un retroceso.

Quizás también te interese:  Los economistas piden reformar la ley concursal y exonerar más crédito público en los casos de segunda oportunidad

En términos absolutos (número de empresas), la mayor pérdida interanual corresponde al ramo del comercio (-4.000 compañías), seguido de manufacturas (-1.180). Por su parte, construcción y hostelería han sumado 3.460 y 3.090 compañías con empleados en el último año natural, respectivamente.

El sector agroganadero acumula 20 meses seguidos de descensos en número de empresas; las manufacturas, 12; y el comercio, diez.

Según Cepyme, estas variaciones dan indicio de un cambio en la composición del parque empresarial español. Aunque el comercio sigue siendo la sección con más cantidad de empresas con empleados, con un 21,7% del total, su cuota es un punto porcentual menor que en abril de 2019. La construcción ganó peso, con un alza de ocho décimas, hasta el 10,6%. La hostelería se mantiene en el mismo porcentaje sobre el total que hace cuatro años.

En el caso de las microempresas, seis ramas de actividad presentan caídas, mientras que las pequeñas empresas no exhiben descensos en ninguna de las 20 secciones de actividad, y el número de empresas medianas crece a doble dígito en electricidad, gas y agua; en construcción, hostelería e inmobiliario.

Por su parte, la cifra de grandes empresas crece en construcción, actividades profesionales y otros servicios. «La mejor evolución del parque empresarial en el rango de empresas grandes respalda la petición de Cepyme de políticas que alienten la ganancia de tamaño empresarial», explica esta patronal.