– Según un estudio de ‘coches.net’ y Ganvam

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

La intención de comprar un coche con un motor menos contaminante -híbrido, híbrido enchufable, eléctrico o gas- casi se ha duplicado en el último año al pasar de un 33% en 2022 a un 60% en 2023, mientras cae el interés por adquirir un vehículo propulsado con gasolina o diésel.

Esa es una de las principales conclusiones del estudio ‘Tendencias de compra de un vehículo en 2023’, elaborado por ‘coches.net’ y presentado este lunes en una rueda de prensa en Barcelona por Marcel Blanes, relaciones institucionales de ‘coches.net’ y ‘motos.net’, y Tania Puche, directora de comunicación de la patronal de vendedores y talleres de vehículos Ganvam.

El trabajo se basa en una encuesta realizada entre los pasados 22 de marzo y 11 de abril a 3.293 personas entrevistadas por ‘coches.net’ que han comprado o están en proceso de comprar un vehículo.

El estudio muestra que os motores menos contaminantes despiertan cada vez más interés entre los futuros compradores, en paralelo con un retroceso del interés por los vehículos de combustión, que han pasado del 60% registrado el año pasado a un 39% este año.

En particular, la preferencia por el diésel es la que más ha caído, al pasar de un 32% a un 19%, mientras que, en el caso de la gasolina, la reducción del interés por parte de los potenciales compradores ha sido algo más moderada y ha pasado de un 28% a un 20%.

No obstante, los motores de combustión siguen encabezando el ranking de interés de compra, con la gasolina (20%) desbancando al diésel (19%) como motorización más demandada, por delante de los híbridos (18%), los híbridos enchufables (15%), los eléctricos (14%) y los impulsados con gas (13%).

Quizás también te interese:  Abascal cree que el problema no es el ganado de Castilla y León sino los "burócratas" de la UE porque están "atacando" al campo

«Estos datos son una prueba de que los futuros cambios en la normativa y, en especial, la decisión europea que prohíbe la fabricación de vehículos de combustión a partir de 2035, están provocando que cada vez más conductores se tomen en serio la opción de pasarse a la movilidad de bajas emisiones. Un contexto en el que el mercado de ocasión se convierte en la palanca para impulsar el cambio al contar con una oferta más asequible y accesible para muchas familias que no podrían permitirse los precios del mercado de coches sostenibles nuevos», señalan ‘coches.net’ y Ganvam.

PRECIO

Precisamente, el precio destaca como la primera razón que aleja del coche híbrido a quienes no lo consideran como una opción viable de compra (40%), seguida de la baja autonomía (38%).

Algo parecido ocurre en el caso del híbrido enchufable, cuyo precio es la principal razón que aleja a los compradores (53%), seguida por la dificultad para encontrar lugares de carga en el domicilio (44%) así como en espacios públicos (44%).

Unos porcentajes que son todavía mayores para los coches eléctricos, con el precio como principal freno para el 66%, la baja autonomía para el 65% y la dificultad para encontrar lugares de carga en espacios públicos o en casa para el 58% y el 51% respectivamente.

Por lo demás, el estudio refleja el 52% de los encuestados tiene previsto comprar un vehículo este año, lo que supone nueve puntos más que en 2022.

El coche de ocasión sigue siendo, con diferencia, el preferido de los usuarios, pues casi la mitad busca un vehículo de segunda mano (46%), frente a un 38% que lo busca seminuevo y un 16% que opta por uno nuevo.

Quizás también te interese:  España reduce un 14% las muertes de tráfico urbanas respecto a los niveles prepandemia

El presupuesto medio destinado a la compra de un coche se sitúa en 19.755 euros, casi el mismo que el del año pasado (19.900), si bien las personas que tienen previsto adquirir un automóvil nuevo este año han reducido su presupuesto un 10% respecto al año pasado: 27.450 euros en 2023 frente a los 30.200 de 2022. También ha caído el presupuesto del de ocasión, pero menos: 16.650 frente a 17.700 euros.

El SUV sigue siendo el favorito entre las preferencias de los encuestados, pero pierde algo de fuelle y cae tres puntos en un año, hasta un 32%. El utilitario crece cinco puntos hasta un 24% y se sitúa como segunda preferencia de compra. El tercer puesto es para el vehículo familiar (19%), mientras que el monovolumen se queda con un 5%.

El precio (77%), el consumo (53%) y la seguridad (48%) son, por este orden, los tres criterios más importantes para comprar un coche.