MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

España está participando junto a otros siete países (Argelia, Croacia, Egipto, Francia, Italia, Marruecos y Túnez) en la misión subacuática liderada por la Unesco en torno a los conocidos como Bancos de Skerki, un área localizada en aguas internacionales entre el Canal de Sicilia y el norte de Túnez, en cuyo fondo yacen pecios que se remontan desde la Antigüedad hasta la Segunda Guerra Mundial.

Según informó Cultura, la participación española en esta misión, que comenzó el pasado domingo y se extenderá hasta el 6 de septiembre, se concreta en la persona de las arqueólogas Rocío Castillo Belinchón, del Museo Nacional de Arqueología Subacuática Arqva, y Marta Arco García, de la Subdirección General de Gestión y Coordinación de los Bienes Culturales; y, en el plano institucional, en la figura de la Casa Mediterráneo.

La misión de la Unesco representa el mayor programa de cooperación cultural hasta la fecha en la materia, y tiene como objetivo proteger el patrimonio cultural sumergido de los Banco de Skerki, una cápsula del tiempo en cuyo fondo reposan pecios desde la Antigüedad hasta la Segunda Guerra Mundial.

A ello se añade el enorme valor ecológico de la zona, donde se localizan especies marinas únicas, lo que lo convierte en un entorno excepcional que es necesario proteger y valorar.

Por todo ello, la misión busca identificar el potencial y delimitar la zona a efectos de proteger el patrimonio arqueológico que en ella se encuentra, mapear el patrimonio cultural subacuático del área y recopilar más datos sobre el contexto ambiental, sensibilizar a la comunidad internacional acerca de la importancia del referido patrimonio y reclamar su protección, realizar un estudio de diagnóstico de sitios poco profundos que puedan haber sido expoliados y establecer un modelo de cooperación internacional para la protección del patrimonio.

Quizás también te interese:  Batet inaugura el ciclo interacadémico del Instituto de España

Para ello, se desarrollará una campaña de prospección geofísica y con ROV (Vehículo Operado Remotamente) en dos zonas: el área de los pecios descubiertos por Ballard y McCann, ubicados en la plataforma italiana entre los 760 y 820 metros de profundidad, y alrededor de los Bancos de Skerki.