– El ‘Black Friday’ supuso en 2021 el 11,2% de su facturación anual, según un estudio de Kantar

MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

El sector de la moda ve en el ‘Black Friday’ y la Navidad una «oportunidad» para «revertir» los «primeros síntomas» de la caída de ventas, teniendo en cuenta que la campaña de noviembre de 2021 supuso el 11,2% de su facturación anual.

Así lo desvelan los últimos datos analizados por la división Worldpanel de Kantar y según los cuales, además, en octubre en España se compró un 11,8% menos de prendas de vestir respecto al mes anterior, lo que se tradujo en una caída en la facturación del 10,4%, tal y como indicó este martes la compañía en un comunicado en el que advirtió de que la subida de precios ha sido «generalizada» en todas las categorías y en todos los comercios, incluido los ‘low cost’.

Según Kantar, en 2021 diciembre concentró el 12,3% de la facturación anual y el sector obtuvo un aumento del 16,3% frente a diciembre de 2020.

Con respecto al canal ‘online’, la compañía advirtió de «importantes cambios» en el liderazgo de las principales plataformas, como es el caso de Shein, que, con 3,3 millones de compradores, un 62% más que en 2021, ya «casi dobla» el número de compradores de Zalando, que tiene 1,8 millones y un 9% menos que el pasado ejercicio. Por su parte, Amazon cuenta con 3,7 millones, un 7% más que entonces.

A la luz de estos resultados, la directora de negocios de moda y belleza de Kantar, Rosa Pilar López, puntualizó que la moda se enfrenta a «momentos decisivos» para poder cerrar un año que, «hasta ahora, venía sosteniendo la facturación». «El ‘Black Friday’, que acaba de comenzar, y las fiestas navideñas, tendrán un papel crucial para determinar si el sector consigue salvar el final de año», sentenció.

Quizás también te interese:  CSIF reclama un Gobierno y unos presupuestos para España

Asimismo, recordó que la evolución del sector va «totalmente vinculada» a la confianza del consumidor en la economía y defendió que a este factor se le ha unido ahora la climatología, que, lamentó, «no está ayudando a la renovación de las prendas de temporada».