MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

El Consejo General de la Abogacía ha entregado sus III Premios Igualdad a la abogada y feminista española Ángela Cerrillos, a la presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico Maite Oronoz y, a título póstumo, a María Alfonsa Aragón, la primera abogada que ejerció el cargo de jueza en España.

Los galardones, concedidos para reconocer a quienes desde la abogacía trabajan a favor de la igualdad de género, se entregaron en el marco de una jornada en la que se reivindicó la necesidad de avanzar hacia la igualdad real. «Avanzamos, pero muy despacio. Es imprescindible ir cerrando brechas», afirmó en la inauguración la presidenta de la Abogacía, Victoria Ortega, quien se refirió a la falta de corresponsabilidad y la brecha salarial y subrayó el compromiso de la abogacía en esta lucha.

«Estamos ante una deuda histórica, es inaceptable que en el siglo XXI persista la desigualdad y la invisibilidad de las mujeres», dijo Ander Gil, presidente del Senado, quien también intervino en la inauguración del acto. «La desigualdad es algo estructural de un sistema patriarcal que descalifica a las mujeres para el espacio público».

En la jornada también hubo una mesa redonda sobre lenguaje inclusivo, con la lingüista Carme Junyent; Susana Guerrero, catedrática de Lengua Española en la Universidad de Málaga; y Fernando Garea, periodista y expresidente de la agencia EFE.

Se celebró una segunda mesa redonda sobre si existe un nuevo feminismo con Carmen Calvo, presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados; Javier Padilla, diputado autonómico de Mas Madrid; y Margarita Sánchez Romero, catedrática de prehistoria en la Universidad de Granada.

Quizás también te interese:  Encarnación Lemus consigue el Premio Nacional de Historia de España