MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

El 40% de los españoles reconoce haberse automedicado por una sintomatología leve y entre los fármacos más utilizados destacan los antiinflamatorios y/o analgésicos, seguidos por los antihistamínicos y la medicina natural, según la última pregunta IMOP-Berbés, que ahonda sobre la realidad de la automedicación en España.

Según este estudio, el 58,8% de los españoles niega haberse automedicado, mientras que tres de cada cuatro aseveran conocer los riesgos que tiene para la salud.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que la automedicación responsable es «la selección y uso de los medicamentos, que no requieren prescripción médica, por parte de las personas, con el propósito de tratar enfermedades o síntomas que ellos mismos pueden identificar».

Por el contrario, apunta que el uso inapropiado de medicamentos como los antibióticos debilitan su capacidad contra infecciones bacterianas, lo que puede desembocar en una epidemia de «superbacterias» resistentes a estos.

De acuerdo con los resultados de la pregunta IMOP-Berbés, los encuestados de entre 65 y más años son el grupo de población que menos se automedica: un 73,7% lo niega. En cambio, solo un 1,7% reconoce automedicarse «mucho». Un total de 17.474.117 españoles afirman haberlo hecho al menos una vez en su vida.

SINTOMATOLOGÍA LEVE

La principal razón detrás de la automedicación en España sería la falta de gravedad en los síntomas y saber de antemano el tipo de fármaco necesario para tratar su problema. Por comunidades autónomas, los madrileños son los que más esgrimen este argumento (75%), seguidos de catalanes (62,7%) y gallegos (56,2%).

Por otro lado, los antiinflamatorios y/o analgésicos representan, con un 88,5%, el tipo de fármaco más utilizado para automedicarse, seguido a mucha distancia por los antihistamínicos (8%) y la medicina natural, con un 6,3%.

Quizás también te interese:  España despide uno de los seis o siete marzos menos lluviosos desde al menos 1961

Por grupos de edad, si bien los antiinflamatorios y/o analgésicos continúan siendo el medicamento mayoritario para los encuestados con edad igual o superior a los 65 años, el porcentaje se reduce hasta un 65,6% en favor de otros medicamentos sin especificar (17,4%); mientras que los antibióticos (12,6%) ocuparían el tercer lugar.

Automedicarse entraña riesgos para la salud, que no son precisamente desconocidos para los españoles. Así, el 75,4% de los encuestados afirman estar lo suficientemente informados sobre sus riesgos.

Por sexos, las mujeres serían más conscientes de sus peligros en comparación con los hombres: un 79,7% asevera conocer los riesgos frente al 70,9 de los varones. Aparte, los encuestados de entre 35 y 44 años son el grupo de población que más afirma desconocer sus efectos para la salud, con un 12,3%.