– El sábado y el domingo habrá temperaturas de mayo o junio en el Mediterráneo

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

El episodio invernal de los últimos días dará paso esta semana a lluvias en muchas zonas de España y un ascenso de las temperaturas gracias a la llegada de un tren de frentes vinculados a borrascas, con lo que desaparecerán las heladas nocturnas y podrían llegar los primeros 30 grados del año a algunos lugares.

«Esta semana dejaremos definitivamente atrás el frío de pleno invierno con el que hemos empezado la primavera meteorológica. Los frentes asociados a borrascas atlánticas que circulan algo más al norte de nuestras latitudes alcanzarán la península y dejarán lluvias en los próximos días, especialmente en la mitad occidental peninsular», indicó este lunes Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Del Campo subrayó que «estas borrascas, además, impulsan vientos del oeste y suroeste, que son templados, por lo que las temperaturas van a subir de forma clara, las heladas desaparecerán y la cota de nieve estará muy alta».

«De cara al fin de semana, además, habrá un nuevo ascenso térmico y es posible que las temperaturas alcancen entonces valores muy altos para la época del año, más propios de mayo o incluso de junio en algunas zonas. Aunque aún es pronto para confirmarlo, es posible que el fin de semana se puedan alcanzar o incluso superar localmente los 30 grados en puntos del área mediterránea peninsular», apostilló.

La predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, indica que este sábado se esperan 33 grados en Valencia y 30 en Castellón de la Plana y Málaga, y el domingo podría haber 30 grados en Granada y Santa Cruz de Tenerife.

Quizás también te interese:  Vox afirma que Prieto y Largo Caballero no merecen ser recordados "ni en una calle ni en la historia de España"

LUNES

Además de la subida de temperaturas, lo más destacado de este lunes serán las lluvias en el entorno de la provincia de Cádiz, donde pueden ser persistentes.

En el resto de la mitad occidental y en la zona centro peninsular puede llover, pero serán precipitaciones más débiles.

MARTES

Este martes continuará la influencia de borrascas atlánticas, con posibles lluvias y chubascos, más probables en Galicia y Andalucía, sin descartar que se produzcan en otros puntos de la mitad oeste y en zonas de montaña de la península.

La cota de nieve estará por encima de 2.400 a 1.600 metros. Las lluvias no llegarán ni a las regiones mediterráneas peninsulares ni a Baleares.

Las temperaturas seguirán subiendo. Solo helará de madrugada en los Pirineos y a mediodía se superarán los 18 o los 20 grados en el valle del Ebro, las regiones mediterráneas, buena parte de Andalucía y Baleares.

MIÉRCOLES

Un frente asociado a una nueva borrasca entrará este miércoles por Galicia, donde el día será lluvioso, sobre todo en el oeste, área donde las precipitaciones serán persistentes y abundantes. De forma más débil, lloverá también en las comunidades cantábricas, Pirineos, Castilla y León, Extremadura y Andalucía, sin descartar precipitaciones en otras zonas de la mitad oeste y del centro peninsular. Un día más, las lluvias no llegarán al Mediterráneo ni a Baleares.

El viento soplará con mucha fuerza en amplias zonas, especialmente en las costas gallegas y cantábricas. Serán vientos procedentes del suroeste, con lo que serán templados y dispararán la cota de nieve por encima de los 2.000 metros.

Además, esos vientos contribuirán a un ascenso generalizado de las temperaturas, con 18 o 20 grados en el Cantábrico, el valle del Ebro, las regiones mediterráneas y buena parte de la mitad sur peninsular. Ciudades como Murcia y Valencia superarán los 25 grados.

Quizás también te interese:  El aumento de los desplazamientos acrecienta la preocupación de los españoles por la duración de la batería de sus móviles

JUEVES

El jueves será un día similar, con lluvias abundantes en Galicia -especialmente en el oeste-, así como el Cantábrico y los Pirineos, y precipitaciones irregularmente repartidas en otros puntos de la mitad oeste y la zona centro peninsular.

El viento volverá a soplar con fuerza en zonas costeras y las temperaturas proseguirán su escalada, sobre todo de madrugada, cuando no bajarán de los cinco grados en la mayor parte de las capitales de provincia.

El ambiente será templado a mediodía, con temperaturas similares a las del miércoles, esto es, 18 a 20 grados en el extremo norte peninsular, área mediterránea y buena parte de la mitad sur.

A PARTIR DEL VIERNES

Por otro lado, las altas presiones se irán imponiendo a partir del viernes, lo que estabilizará la atmósfera y las lluvias desaparecerán. Solo seguirá lloviendo el viernes en el oeste de Galicia, puntos del extremo norte y, de forma muy aislada y ocasional, en zonas de montaña.

En general, predominarán los cielos poco nubosos y las temperaturas volverán a subir el viernes, impulsadas por unos vientos del oeste y suroeste que transportarán aire muy templado, el cual «aún se calentará más, fruto de las altas presiones y de determinados efectos locales que se producen en la península relacionados con la orografía», según Del Campo.

Así, los termómetros marcarán más de 18 o 20 grados en las horas centrales del día en prácticamente todo el país, excepto en las montañas, y llegarán a 25 grados en las regiones mediterráneas, donde localmente algunas localidades no quedarán muy lejos de los 30 grados el viernes e incluso podría superarse esa barrera durante el fin de semana. «Aún es pronto, pero esa cifra de los 30 grados se podría superar el sábado o el domingo, por ejemplo, en ciudades como Valencia, Murcia o Málaga», apuntó Del Campo.

Quizás también te interese:  La Universidad Francisco de Vitoria lanza un curso 'online' para la prevención de autolesiones y suicidio en la adolescencia

Con ello, las temperaturas entre el viernes y el domingo estarán entre 5 y 10 grados por encima de lo normal para la época del año en buena parte del país, especialmente las diurnas. «El sábado y el domingo serán registros más propios de mayo, en general, o incluso en las regiones mediterráneas más propios del mes de junio», destacó Del Campo.

CANARIAS

En cuanto a Canarias, el tiempo transcurrirá estable a lo largo de esta semana, con cielos en general poco nubosos, salvo algunos intervalos de nubes altas poco importantes y vientos suaves.

Las temperaturas mínimas rondarán los 18 grados y las máximas los 23 o 24 grados en zonas costeras, aunque el fin de semana también es probable que suban las temperaturas en el archipiélago y se pueda rondar los 30 grados en algunos lugares.