– Tras la denuncia de seis jueces de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria que denunciaron la inacción de las Cortes

MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) se ha pronunciado a favor de la denuncia presentada por seis magistrados de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV) contra a inacción del Congreso y del Senado para culminar la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que va camino de cumplir cinco años de retraso, el tiempo de un mandado completo.

El portavoz nacional de la AJFV, Jorge Fernández Vaquero, dijo estar satisfecho por la decisión del tribunal europeo y entiende que esta reprimenda a España por el retraso en la renovación pueda suponer «un punto de inflexión» en proceso de evaluación y nombramiento de los nuevos miembros del Consejo.

A partir de este momento, la Francisco de Vitoria valorará la posibilidad de volver a presentar recurso ante el Tribunal Constitucional para que revise su decisión inicial de no admitirla a trámite, aunque no está obligado por las instancias europeas.

En una sentencia notificada este jueves, el TEDH afirma que las Cortes no han actuado con diligencia y arremete contra el Tribunal Constitucional, que no dio la relevancia necesaria a las denuncias de esta asociación judicial.

El TEDH no establece indemnización alguna por estos hechos y considera una «satisfacción suficiente» el rapapolvo que propina a las autoridades españolas por no haber sido capaces de culminar el proceso de renovación, permitiendo que los vocales estén al borde de doblar su mandato.

Entiende el tribunal europeo que al no llegarse a convocar un pleno en ninguna de las dos Cámaras legislativas se violó el derecho de estos jueces, que optaban a formar parte del nuevo CGPJ, a ser examinados.

En 2018 estos seis magistrados aspiraban a convertirse en vocales del CGPJ en representación de la AJFV, perno ni el Congreso ni el Senado llegaron a incluir en el orden del día de sus Plenos la renovación del órgano de gobierno de los jueces. Ante esta situación acudieron al Tribunal Constitucional para denunciar inacción de estas instituciones.

Sin embargo, el tribunal de garantías no admitió el recurso por haberse planteado fuera de plazo y, por lo tanto, no llegó a analizar sus argumentos. Ese fue el momento en el que decidieron acudir el TEDH por vulneración de su derecho a la tutela judicial efectiva. La sentencia reprende al TC por no haber dado «justificación básica» a su decisión y por no permitir el acceso al análisis de la cuestión.

Por su parte, la Abogacía del Estado defendió el modelo de renovación vigente y argumentó ante el TEDH que las negociaciones para renovar el CGPJ son lentas porque requieren un acuerdo mayoritario que evita imposiciones partidistas.