MADRID, 01 (SERVIMEDIA)

La revista británica ‘The Economist’ considera que los españoles parecen querer de nuevo «centrismo y estabilidad», según las encuestas de opinión de cara a las próximas elecciones generales del 23 de julio, aunque ningún partido parece tener un apoyo mayoritario.

Así lo recoge en un artículo de esta semana con el titular ‘Los españoles parecen anhelar un gobierno centrista estable’ en la edición online y ‘Vuelta al centro’ en la impresa.

El semanario repasa que los «favores» del Gobierno de coalición de PSOE y Podemos a los separatistas catalanes y vascos para recibir a cambio su apoyo a leyes y a los presupuestos han «enfurecido» a muchos votantes y han llevado a la «victoria» al PP en las pasadas elecciones autonómicas y locales de mayo y a la convocatoria de elecciones generales anticipadas para el 23 de julio.

Relata las dificultades en Extremadura para acordar un Gobierno de coalición entre PP y Vox, que finalmente se cerró ayer, viernes, y cree que el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha tratado de «arrastrar al centro» a Vox. Tras el «embrollo» en Extremadura por la oposición de la candidata del PP a que Vox entre en el gobierno regional, Feijóo quedó «desconcertado» por las relaciones de su partido con Vox y públicamente viene defendiendo «con creciente impaciencia» que aspira a tener mayoría absoluta, lo que «ninguna encuesta muestra como probable».

‘The Economist’ recuerda que, en las elecciones generales de noviembre de 2019, solo la mitad de los votantes optó por los dos grandes partidos -PSOE y PP- y ahora los elegiría un 60%, según las encuestas. Con ello, la publicación apunta que «los españoles parecen querer centrismo y estabilidad de vuelta», aunque ningún partido contaría a día de hoy con mayoría suficiente.

Quizás también te interese:  Cortefiel venderá marcas de terceros en sus tiendas de España y Portugal

Según recuerda, Feijóo ha propuesto que se deje gobernar al partido más votado, lo que ha recibido rechazo por parte de Sánchez, quien «parece dispuesto a hacer campaña en contra de que Vox pueda entrar en el gobierno».

Con ello, concluye que España «parece condenada» a más disputas para crear coaliciones de gobierno después de las elecciones y con «al menos» un partido en ellas que es «desagradable» para la mayoría de los ciudadanos. La revista cree que hay un tema del que nadie habla y es que los votantes están «cerca del centro político» pero no hay tradición de grandes coaliciones.