– Cuando le toque se dedicará «en cuerpo y alma» a una «investidura auténtica» que asegure un proyecto «plenamente coherente con la letra y el espíritu de nuestra Constitución»

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, acusó este viernes al líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, de someter a España a una «descomunal pérdida de tiempo» por una investidura de la que se ha desentendido y haber centrado su tiempo en «impedir» que otro pueda asumir el encargo.

Aunque no citó expresamente al líder del PP, durante su intervención en la sede de la CEOE en el foro Resilient EU2030, Sánchez expresó que el «tiempo es oro» y que el país tiene por delante retos que asumir, por lo que «se entiende mal la descomunal pérdida de tiempo de un candidato que, sabiendo su incapacidad para construir una mayoría parlamentaria en el Congreso, ha sometido al país a un periodo de tanta parálisis y tanto bloqueo».

«Un periodo en el que el candidato (por Feijóo) parece más empeñado en impedir otra investidura que en lograr la suya. Para ser más exactos, se desentiende por completo de su investidura y se concentra en evitar cualquier otra», dijo Sánchez en referencia a las críticas del PP a los posibles acuerdos que Sánchez podría alcanzar con fuerzas independentistas para asegurar su continuidad en La Moncloa.

Añadió que siendo «respetuoso» con los plazos de la democracia, garantizó que «si no prospera la investidura en marcha, como ya incluso da por descontado el propio candidato», y si recibe «el encargo del jefe del Estado» de que lo intente, se va a «dedicar en cuerpo y alma a lograr una investidura auténtica».

Quizás también te interese:  Descubre los mejores lugares para encontrar alimentos frescos en Cartagena - ¡Las mejores Tiendas de Alimentación!

«No perderé tiempo en gestos vacíos», aseveró el líder socialista que avanzó que, llegado el caso, se dedicará «a dialogar con el resto de las fuerzas políticas, lógicamente también con la sociedad civil para tejer alianzas y poner en marcha un proyecto político en positivo, de progreso y convivencia».

Un proyecto que «garantice, dijo, la estabilidad del país y que sea plenamente coherente con la letra y el espíritu de nuestra Constitución. Un proyecto, en consecuencia, conciliador, basado en nuestros valores, principios, también en la ciencia, necesidades y aspiraciones de la mayoría social», expuso.

Un proyecto que, insistió, «mirará a los próximos meses pero que también tiene la ambición de mirar y dar respuesta a los retos de las próximas décadas y que la asumirá en una estrategia coherente que ha sido avalada por la propia Comisión Europea, también por académicos, y recientemente las urnas». «Un verdadero proyecto para que España siga avanzando y no retroceda a tiempos oscuros», sentenció.