MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

La Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) reeligió por aclamación este martes a Miguel Garrido como presidente para los cuatro próximos años, tras lo que el propio Garrido avisó, ante el 23-J, de que «España necesita un Gobierno serio, responsable, respetuoso y eficiente».

Durante la clausura de la Asamblea General, Miguel Garrido agradeció a los empresarios madrileños la confianza y el apoyo recibido: «Han sido unos años complicados, de enorme incertidumbre, pero vamos a seguir dando cada una de las batallas para favorecer que se tomen las medidas que permitan mejorar la competitividad de nuestras empresas».

En su alocución, Garrido distinguió dos tipos de gestión, «o lo que es lo mismo, dos realidades»: la del Gobierno central, al que calificó de «Gobierno del relato», frente a la de los Gobiernos de la Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, «cuya gestión, basada en la libertad, ha sido reconocida en las urnas con una contundente victoria electoral».

Además, enumeró algunos de los «mensajes contradictorios» proferidos por algunos ministros del Ejecutivo central y reprobó la «hostilidad» que, en su opinión, el Gobierno de Pedro Sánchez ha mostrado hacia los empresarios.

«Se nos ha criminalizado, incluso se nos ha señalado o insultado con nombres y apellidos, y el presidente del Gobierno lo ha permitido», lanzó el máximo responsable de CEIM.

A este respecto, Garrido remarcó que «aunque las organizaciones empresariales no entramos en política partidista, sí opinamos sobre política y, en el momento actual, España necesita un Gobierno serio, responsable, respetuoso y eficiente».

Además, con motivo del 45 aniversario de CEIM, recordó parte de las palabras que pronunció José Antonio Segurado, presidente fundador de CEIM en 1978 y que «pueden retomarse a día de hoy» ya que hacían referencia a afrontar las dificultades con esperanza.

Quizás también te interese:  España solo tiene un 6% de mujeres en posiciones de direcciones generales, frente al 8% de la media europea

«La salida de la crisis no va a ser fácil, y sus costos, a veces, serán altos», rememoró Garrido en la Asamblea General de este martes, donde avisó de que «todos, trabajadores, directivos y empresarios debemos afrontarlos con el máximo de serenidad y el mínimo de tremendismo».

Para terminar, Miguel Garrido hizo alusión a las próximas elecciones generales, y aseguró que, a la espera de lo que determinen los españoles, «los empresarios acataremos su soberana decisión y continuaremos haciendo lo único que sabemos: trabajar e innovar para crear riqueza, empleo y bienestar a la sociedad».

«Vamos a ser respetuosos pero firmes, para alzar la voz cada vez que se ataquen nuestros principios, porque la libertad de empresa, el mercado, la seguridad jurídica o el legítimo derecho al beneficio, como hemos visto recientemente, no los podemos dar por sentados, tenemos que defenderlos», sentenció.