VALLADOLID, 11 (SERVIMEDIA | ICAL)

El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, defendió este lunes que el ejecutivo de coalición que encabezará Alfonso Fernández Mañueco en Castilla y León será «un gobierno en el que cualquier militante del PP se reconoce» y se felicitó por el hecho de «una de las autonomías más importantes de España adquiere una condición de estabilidad en un contexto de inestabilidad económica, social y territorial».

Maroto, que acudió al debate de investidura de Mañueco como presidente de la Junta, consideró que «hoy es un día verdaderamente importante para los castellanos y leoneses y para el PP de la comunidad y de toda España». El dirigente popular ensalzó un acuerdo entre dos partidos para «dar estabilidad» a una autonomía con problemas «muy concretos» que «deben ser resueltos con las recetas del PP» en un «abrazo con la estabilidad que Mañueco ha liderado desde el minuto uno».

Maroto apuntó a la presencia en las Cortes de Castilla y León de la vicesecretaria del PSOE, Adriana Lastra, para «hablar del pacto», cuando cada día su cometido es «levantarse y sentarse con Echenique, de Podemos, para decidir cómo pueden pactar con Otegi y Rufián los próximos Presupuestos». «Cómo alguien que tiene como hábito ese tipo de pactos y socios puede venir a hablar de los pactos en otra comunidad», cuestionó.

Preguntado por los resultados de las elecciones en Francia y la apuesta por un cordón sanitario a la «ultraderecha» de todos los partidos «democráticos», expuso que aunque puede tener mucho interés la política exterior, a los castellanos y leoneses les interesa si van a pagar menos impuestos y si en los pueblos vivirán mejor».

Quizás también te interese:  España y Marruecos reabren esta noche sus fronteras terrestres a través de Ceuta y Melilla

En este sentido, indicó que es «curioso» en este mismo día, en que el presidente de la Junta anuncia una bajada de impuestos, en el IRPF este mismo año, «han hecho dimitir a la consejera de Hacienda del PSOE en Cantabria, simplemente por proponer lo mismo».

Así, resumió que «son dos modelos distintos, uno que quiere empeñarse en bajar impuestos para que el dinero esté en los bolsillos de los ciudadanos en una situación convulsa y otro, el de la izquierda, que quiere prohibir hablar de bajar impuestos y subirlos cada vez que se pueda, dos modelos distintos y no todos generan estabilidad y hoy celebro la estabilidad por cuatro años en una tierra que lo necesita».

Maroto aseguró que la izquierda en Castilla y León está nerviosa porque se ha dado cuenta de que «no tiene ninguna posibilidad de gobernar» la comunidad, y este debate «es un mal trago, no para los castellanos y leoneses, que tienen un día alegre y cuatro años de estabilidad».

Por último, cuestionado por la apuesta prelectoral del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, de un entendimiento con el PP para evitar la entrada de Vox en el gobierno, recalcó que Pedro Sánchez «no tardó ni unos pocos minutos en desmentir esa posibilidad». «Las voces quedaron aplacadas y se impuso la doctrina de Sánchez de bloques y de poner el acento en las diferencias, no en lo que nos unen», concluyó.

(SERVIMEDIA | ICAL)

11-ABR-2022 16:59 (GMT +2)

MFN/clc

______________________________________

© SERVIMEDIA. Esta información es propiedad de Servimedia. Sólo puede ser difundida por los clientes de esta agencia de noticias citando a Servimedia como autor o fuente. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la distribución y la comunicación pública por terceros mediante cualquier vía o soporte.

Quizás también te interese:  El emir de Qatar visitará España por primera vez el 17 y el 18 de mayo