– Profundizará en el conocimiento de tiburones y rayas en Almería, Motril, Málaga, Algeciras y Cádiz

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

El velero de WWF de la campaña Blue Panda llega a España para impulsar la conservación de los ecosistemas y poblaciones marinas de elasmobranquios en una nueva edición quese prolongará hasta el 30 de julio para profundizar en el conocimiento de tiburones y rayas en el litoral de Almería, Motril, Málaga, Algeciras y Cádiz.

La campaña tiene como objetivo el estudio para la conservación de tiburones y rayas en el Mediterráneo español a través de la obtención y análisis de ADN ambiental en el agua, el monitoreo de ejemplares marcados y la colaboración con pescadores e investigadores.

La clave del proyecto reside en la combinación del trabajo científico con el conocimiento ecológico tradicional y la sensibilización, colaborando «mano a mano» con pescadores locales cuyo conocimiento y experiencia en estas aguas es vital para comprender la evolución de los ecosistemas y poblaciones de estas especies.

La recolección y análisis de muestras de ADN ambiental, liderada por la Universidad de Oviedo en colaboración con expertos de WWF, Soldecocos y ANSE (Asociación de Naturalistas del Sureste), es una técnica novedosa que consiste en recoger muestras de agua de diferentes zonas y profundidades para conocer las especies que recorren estas aguas a través del ADN de las células que quedan en el agua. Esta técnica permite sacar a la luz incluso la presencia de especies que se consideran extintas en la zona, como ha demostrado WWF recientemente en otros enclaves del Mediterráneo.

El coordinador de pesquerías de WWF España, Raúl García, explicó que «recuperar y conservar las poblaciones de tiburones y rayas es vital para combatir la crisis climática, ya que las poblaciones sanas de estas especies contribuyen al ciclo vital del carbono azul de nuestro océano y la salud del ecosistema marino en su conjunto».

Quizás también te interese:  Mañana aterriza en León el mayor encuentro de difusión de valores para jóvenes

Según los datos de WWF, casi el 60 % de las especies de elasmobranquios están amenazadas, veinte de ellas críticamente. La causa principal es la sobrepesca, que afecta a cerca del 80 % de las poblaciones de peces evaluadas de la región.

Otros factores que les amenazan son las capturas accidentales, el calentamiento global, la pesca fantasma, la destrucción de sus hábitats esenciales y el impacto de la contaminación, especialmente por plásticos.

Según WWF, los tiburones pelágicos, grandes migradores que viven en alta mar, sufrieron un descenso poblacional del 71 % globalmente en los últimos 50 años. Específicamente en el Mediterráneo, el 58 % de las especies de elasmobranquios están amenazadas, veinte de ellas en peligro crítico. Uno de los principales riesgos para los tiburones del Mediterráneo es quedar atrapados accidentalmente en pesquerías dirigidas al pez espada o especies de fondo. De hecho, más de un tercio de las capturas realizadas mediante palangre en el mar de Alborán son elasmobranquios.