-Prevé crear 1.000 empleos en 2023 y abrir 20 tiendas

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

Lidl logró unas ventas netas en España de 6.079 millones de euros en el 2022, un 18% más que el ejercicio anterior, debido a la evolución de la inflación, pero también por el «crecimiento orgánico» de su negocio, con la apertura de nuevos establecimientos y un «aumento tanto del número de clientes como del gasto en las tiendas».

Según informó este jueves la cadena alemana, este incremento de ventas le permiten «apuntalar» su posición como tercer operador del sector distribución alimentaria por cuota de mercado.

El director general Corporativo de Lidl España, Ferran Figueras, apuntó que «en un año complejo marcado por múltiples desafíos que impactan en nuestra operativa, hemos logrado mantener nuestra senda de crecimiento sostenible en España siendo fieles a nuestro compromiso con el cliente español y dando respuesta a sus necesidades poniendo a su disposición un surtido con la mejor relación calidad-precio del mercado».

«En 2023 continuamos centrando nuestros esfuerzos para seguir siendo un referente en contención de precios y creación de valor compartido con la sociedad española aún en condiciones adversas», añadió.

Durante el año pasado, Lidl invirtió más de 350 millones de euros para continuar desplegando su plan de expansión sostenible en el país. De este modo, la compañía inauguró unas 40 tiendas en toda España e impulsó proyectos para ampliar sus infraestructuras logísticas en los próximos años, culminando la construcción de su nueva plataforma logística en Escúzar (Granada) y adquiriendo dos nuevas parcelas en Constantí (Tarragona) y Villadangos del Páramo (León).

Respecto al contexto de elevada inflación, la compañía subrayó su trabajo para «no trasladar de forma íntegra el encarecimiento asociado a sus operaciones en el precio final de venta de sus artículos y facilitar así al máximo el ahorro de las familias españolas».

Quizás también te interese:  ATA alerta de que España perdió más de 200 autónomos al día en julio y reclama un "Gobierno estable"

Lidl explicó que ha realizado una política de contención de precios «permanente», manteniéndose sus productos «por debajo» del IPC alimentario; una inversión de 125 millones de euros ofertas y promociones adicionales y una absorción de los sobrecostes, que se elevaron un 37% en el caso de la energía y un 20% en el de transporte, «a costa de sus propios márgenes».

El director general de Lidl España, Claus Grande, señaló que se han centrado «en poner como prioridad a las personas con acciones que blindan el poder adquisitivo de nuestros empleados y contribuyen a ahorrar aún más a nuestros clientes, y entendemos que solo así estaremos más cerca de nuestro objetivo de ser la primera opción para todos ellos, ya sea como empresa donde trabajar o cadena de supermercados donde confiar su cesta de la compra».

PERSPECTIVA

En cuanto a este ejercicio, Lidl señaló que incrementará un 5% la retribución de sus empleados, tal y como contempla el convenio, y tiene la perspectiva de crear en torno a 1.000 nuevos empleos. Además, seguirá ejerciendo de «dique de contención de precios» para facilitar el ahorro.

También tiene previsto «intensificar su vínculo» con la industria agroalimentaria española con más compras y exportaciones de producto nacional y seguir desplegando su plan de expansión con una inversión de unos 230 millones de eurospara sumar una veintena de nuevas tiendas y ampliar aún más su red logística.

Recientemente, Lidl ha puesto en marcha un almacén en Escúzar (Granada) tras destinar 88 M€ y crear 250 nuevos puestos de trabajo y ha iniciado las obras de su futura plataforma logística en Martorell (Barcelona) –la que está llamada a ser su mayor inversión logística de la historia en España–, entre otros.

Quizás también te interese:  Uno de cada tres hoteleros españoles cree que las políticas del Gobierno serán "perjudiciales"

EMPLEO Y COMPRAS

En 2022, Lidl creó cerca de 1.000 nuevos puestos de trabajo directos en todo el territorio, lo que ya le permite contar con una plantilla de unas 18.500 personas. Los empleados se han incrementado más de un 40% en apenas cinco años, tras sumar unos 5.500 nuevos empleos en total.

Además, durante el ejercicio, se firmó el III Convenio Colectivo 2022-2025, que contempla

un incremento salarial mínimo de un 18% durante cuatro años –pudiendo alcanzar hasta un 19% en función del IPC–. Asimismo, se incorporó por primera vez una cláusula de revisión salarial de hasta un 4% adicional una vez vencido este convenio, que estará e n función también del IPC.

Por otro lado, Lidl ejecutó compras récord por valor de unos 6.700 millones de euros, un 17% más que en 2021, a más de 900 proveedores, llegando a exportar más de la mitad, que también alcanza un máximo, a más de 30 países.

La compañía destacó especialmente las compras de fruta y verdura de origen nacional, cuyo valor marcó un récord el año pasado tras superar los 2.700 millones de euros, un 9% más que en 2021. El 80% de estas compras se destinaron a exportación.