MADRID, 28 (SERVIMEDIA)

La disponibilidad de nuevos tratamientos aprobados en la Unión Europea ha pasado en España de un 53% a un 58% entre 2018 y 2021, de modo que los pacientes españoles pueden acceder a través del Sistema Nacional de Salud (SNS) a 98 de los 168 medicamentos aprobados en dicho periodo.

Así lo desvela el informe anual ‘Indicadores de acceso a terapias innovadoras en Europa 2022 (W.A.I.T. Indicator)’, elaborado por la consultora Iqvia para la Federación Europea de la Industria Farmacéutica (Efpia), que se hizo público este viernes y que analiza el estado de la financiación pública a 1 de enero de 2023 de los medicamentos autorizados entre 2018 y 2021, según precisó Farmaindustria en un comunicado en el que puntualizó que España «aún se sitúa lejos» de países de referencia como Alemania, con un 88% de disponibilidad; Italia, con un 80%; Francia, con un 67%, e Inglaterra, con el 66%.

Respecto al tiempo medio de disponibilidad, entre autorización por la UE e incorporación en el SNS, ésta ha aumentado hasta los 629 días, de 517 hace sólo un año, «en buena medida» por el efecto estadístico que implica que se han aprobado fármacos que llevaban «mucho tiempo esperando su entrada en el mercado» y, en todo caso, este plazo sobrepasa «ampliamente» lo establecido por la legislación, que lo fija en 180 días.

Por otro lado, según el informe, la mitad de los nuevos medicamentos disponibles en España (51%) cuentan con una disponibilidad «limitada», lo cual significa que 50 de los 98 medicamentos financiados en el periodo analizado están sometidos a «algún tipo de restricción de uso», por indicación terapéutica o tipo de paciente, entre otras cuestiones.

El porcentaje de medicamentos con «restricciones» en España está «muy por encima» de otros países de la UE como Alemania (1%), Italia (12%) y Francia (17%) y, además, se ha incrementado en 10 puntos porcentuales en España desde el informe anterior.

Quizás también te interese:  España rechaza la violencia desatada en el campo de refugiados palestinos de Yenín

A la luz de estos datos, el director general de Farmaindustria, Juan Yermo, puntualizó que este «problema de acceso» a los medicamentos innovadores «es un diagnóstico compartido entre las autoridades sanitarias, pacientes, profesionales sanitarios e industria farmacéutica y requiere una solución urgente» en la que desde Farmaindustria ya están «trabajando con la administración».

«Farmaindustria ha propuesto una serie de mejoras en el procedimiento de fijación de precios y financiación pública de medicamentos en nuestro país. El objetivo es establecer un modelo ágil, predecible y eficiente», recordó, para defender que «la meta es alcanzable, pero requiere una reforma en profundidad». «Es necesario reformular el sistema de precio y financiación; la metodología de evaluación; la función, plazos y estructura de los informes de posicionamiento terapéutico (IPT) que acompañan a los nuevos medicamentos y los mecanismos de acceso temprano en los fármacos que aporten mayor beneficio clínico a los pacientes», continuó.

MEDICAMENTOS

El W.A.I.T. Indicator 2022 revela también cifras de mejora en lo que se refiere a los medicamentos huérfanos, apartado en el que España aumenta el porcentaje de disponibilidad de estos fármacos, pasando de un 44% en el informe de 2021 al 51% en el de 2022. Aun así, la mitad de los nuevos tratamientos tienen un uso «restringido» y hay 30 huérfanos que no están disponibles, lo que «tiene un impacto directo en pacientes con enfermedades raras y sus familias», según Farmaindustria, que precisó que en Alemania están disponibles el 90%; en Italia, el 82%, y en Francia, el 79%.

«El área de los medicamentos huérfanos es otra en la que debemos poner el foco, sobre todo teniendo en cuenta que el 40% de los fármacos autorizados en Europa ya son para enfermedades raras y que en muchos casos benefician a pacientes para los que no existe tratamiento alguno», subrayó el director general de Farmaindustria.

Quizás también te interese:  Castilla y León comunica casi 1.400 casos y otras siete muertes atribuibles a la covid-19

En cuanto a los tratamientos oncológicos, el informe arroja en España un porcentaje de disponibilidad del 57% en el periodo 2018-2021 frente al 61% del estudio anterior, mientras el arsenal de novedades oncológicas disponible en Alemania es del 98%, del 83% en Italia, del 76% en Inglaterra y del 72% en Francia.

En este contexto, para Farmaindustria, los resultados «más alentadores» del «esfuerzo» de la industria farmacéutica por dar «una respuesta» a los pacientes con cáncer y sus familias son, «sin duda, las cifras de supervivencia», teniendo en cuenta, además, que, en las últimas cuatro décadas, los años de vida tras el diagnóstico de un tumor se han duplicado, como cifra la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

La «mayoría» de los nuevos fármacos oncológicos aprobados por Europa, 40 en los últimos tres años, pertenecen ya a la medicina personalizada, que, según la industria, consigue el uso del tratamiento «más efectivo» en función de las características de cada paciente, a la vez que mejora su perfil de seguridad. En este punto, Yermo sostuvo que los medicamentos, junto con los biomarcadores, «deben llegar a los pacientes, para conseguir que este nuevo abordaje frente al cáncer suponga una mejora en la esperanza de vida y logre así dar respuesta a la gran demanda que, por desgracia, implica el cáncer para nuestro sistema sanitario».

INDUSTRIA

Farmaindustria defendió, además, que mejorar el acceso de los pacientes a la innovación biomédica, y que además sea «rápido y equitativo», es «una responsabilidad compartida entre todos los agentes implicados en el proceso, incluyendo las compañías farmacéuticas». «Somos conscientes de la urgencia e importancia de corregir esta situación. Algunos indicadores se están recuperando, pero queda mucho camino para situar el acceso a los medicamentos innovadores a los niveles de nuestros principales socios europeos», aseveró Yermo, al tiempo que afirmó que «cada día que pasa supone un día más de retraso en tratar a los pacientes».

Quizás también te interese:  España anota el sexto año hidrológico más seco del siglo

«Esperamos que las propuestas que hemos puesto en la mesa de discusión sean desarrolladas y queden reflejadas también en el Plan Estratégico de la Industria Farmacéutica, que está preparando el Gobierno con la participación del sector y que se espera para finales del próximo mes de junio. Estamos, por lo tanto, ante un momento clave para desarrollar nuevos procedimientos entre autoridades sanitarias e industria farmacéutica que permitan revertir esta situación», resolvió.

Con el objetivo de «dar una solución» a estas «diferencias» en la disponibilidad de la innovación, entre otros objetivos, la Comisión Europea publicó esta semana la revisión de la legislación farmacéutica, tras veinte años en vigor y en el contexto de la Estrategia Farmacéutica Europea. Sin embargo, para Farmaindustria, la propuesta realizada por las autoridades continentales contiene una serie de medidas que «ponen en riesgo» el futuro de la industria farmacéutica en Europa y supone «una barrera más para el acceso de los pacientes a los tratamientos innovadores».

En este sentido, propone que todas las partes interesadas «identifiquen y aborden conjuntamente la causa o el origen de las barreras en el acceso» a través de medidas «efectivas» a nivel nacional y «no recurrir a una intervención legislativa europea» que, «lejos de poner solución a las demoras e inequidades en el acceso en los mercados nacionales, erosiona los incentivos para atraer las inversiones y garantizar que la innovación se genere en Europa».