MADRID, 31 (SERVIMEDIA)

El índice de precios de consumo (IPC) en la eurozona se moderó al 6,9% en marzo, según el dato avanzado este viernes por Eurostat, que vuelve a situar a España como el segundo país con menos inflación del euro, con un encarecimiento de los precios del 3,1%.

Solo Luxemburgo (3%) registró un dato mejor que el de España en un mes en el que la inflación general se suavizó en términos anuales en prácticamente todos los países europeos. Así las cosas, se redujo del 8,5% de febrero hasta el 6,9%, una bajada de 1,7 puntos porcentuales.

No obstante, esta cifra sigue lejos del 2% que el Banco Central Europeo (BCE) se ha marcado como objetivo en el medio plazo. La institución liderada por Christine Lagarde ha aprobado sucesivas subidas de los tipos de interés para tratar de reconducir el encarecimiento de los precios, pero considera que todavía no ha tenido efectos sobre la economía. De hecho, la inflación subyacente volvió a repuntar en marzo en otra décima, hasta situarse en el 5,7%.

Si se analizan los principales componentes de la inflación de la eurozona, el dato avanzado revela otro incremento de los precios de los alimentos, el alcohol y el tabaco, que pasarían del 15% de febrero al 15,4 %.

El IPC del resto baja, según el dato avanzado. Los bienes industriales no energéticos pasaron del 6,8% al 6%, los servicios del 5%, al 4,8%, y la energía del 13,7% al -0,9%.

Quizás también te interese:  Emergia gana el premio al Mejor Contact Center 2023