MADRID, 01 (SERVIMEDIA)

España se ha convertido en el segundo país de la UE que más ha reducido la brecha de personas pobres que no pueden permitirse una conexión a Internet en comparación con la población total a lo largo de los últimos nueve años.

Así se desprende de datos facilitados este martes por Eurostat con motivo del Día Mundial de la Web, que se celebra cada año el 1 de agosto.

Un 2,4% de la población comunitaria no pudo permitirse el año pasado una conexión a Internet, un porcentaje que sube entre las personas en riesgo de pobreza (7,6%), lo que supone una brecha de 4,6 puntos porcentuales.

La serie histórica de Eurostat, que comienza en 2014 y analizada por Servimedia, indica que esa disparidad se ha acortado en los últimos nueve años, puesto que era de 11,7 puntos porcentuales en 2014 (19,3% entre los que estaban en riesgo de pobreza y 7,0% en la población total).

Así pues, la brecha se ha reducido en 7,1 puntos porcentuales entre 2014 y 2022. Hungría lidera el apartado de países comunitarios que más han rebajado esa diferencia (-14,0 puntos porcentuales), por delante de España (-11,5) y Eslovaquia (-10,4). Por el contrario, Austria resulta ser el único que la ha incrementado (0,6).

Por otro lado, España es el cuarto país de la UE que más ha rebajado la proporción de personas en riesgo de pobreza que no puede conectarse a Internet, al pasar de un 24,4% en 2014 a un 4,7% en 2022, esto es, 19,7 puntos porcentuales menos, una reducción solo inferior a las de Rumanía (-25,7), Hungría (-21,3) y Bulgaria (-19,8).

Quizás también te interese:  Un juzgado de León reconoce como nulo el despido de un camarero por ser gitano

RANKING DE 2022

Respecto al año pasado, España resulta ser el undécimo país comunitario con mayor tasa de población total sin Internet (1,9%), una clasificación liderada por Rumanía (9,1%), seguida de Bulgaria (8,1%) y Hungría (4,5%), y que cierran Finlandia (0,3%), Luxemburgo (0,4%) y Chipre, Dinamarca y Países Bajos (0,5%), que son los que tienen una mayor cobertura.

Y en relación a las personas en riesgo de pobreza, España ocupó el año pasado la 16ª posición con un 4,7% de ese sector de la población sin estar en condiciones de tener conexión a Internet. Rumanía (25,0%), Bulgaria (20,5%) y Hungría (16,5%) encabezan la tabla, al contrario que Dinamarca y Finlandia (1,0%), y Chipre y Luxemburgo (1,5%).