MADRID, 09 (SERVIMEDIA)

España se ha convertido en el país del mundo donde más crece la preocupación por la salud mental en los últimos tres años, según el estudio elabordado por Ipsos en 31 países, ‘Global Health Service Monitor 2023’, que también ha puesto de manifiesto que casi un tercio de la población española ha tenido que ausentarse del trabajo debido al estrés y la ansiedad.

Con motivo de la celebración el 10 de octubre del Día Mundial de la Salud Mental, Ipsos dio a conocer los resultados de su estudio para conocer cómo percibe la gente su salud mental.

El estudio mundial de Ipsos, ‘Global Health Service Monitor 2023’, mostró cómo la salud mental es el problema de salud más importante al que se enfrenta la población a nivel mundial, con una media del 44%, un dato que creció siete puntos desde el año pasado, y 18 desde la pandemia, lo que produjo que por primera vez desde que se realizó este estudio, la salud mental desbanque al cáncer como la enfermedad que más preocupa a la ciudadanía mundial.

El caso español es aún más relevante, siendo 2023 el tercer año consecutivo que la salud mental se posicionó como el problema de salud más importante al que se enfrenta la gente en España. A raíz de la pandemia de la covid-19, la preocupación por la salud mental fue creciendo, tanto que desde el 2020 aumentó 45 puntos porcentuales, pasando de un 16% a un 61% actualmente.

ESPAÑA Y SUECIA

Este dato situó a España como el país de los 31 analizados donde más aumentó la preocupación por la salud mental en los tres últimos años. En concreto, en este 2023, España, a nivel regional, es el segundo país europeo más preocupado por la salud mental después de Suecia (67%), donde la preocupación por esta enfermedad siempre fue alta, incluso antes de la pandemia.

Quizás también te interese:  España sigue siendo uno de los países de la Unión Europea con mayor tasa de resistencia bacteriana

Ya en 2018 el 59% de la población sueca la señaló como uno de los principales problemas de salud a los que se enfrentaba el país. La salud mental preocupa más a las mujeres que a los hombres en todo el mundo, incluida España donde un 67% de las mujeres así lo declararon frente a un 54% de los hombres.

Por edades también se encontraron diferencias destacables, siendo los jóvenes, los menores de 35 años, a quienes más preocupó, con un 67% frente a un 59% de las personas entre 35 y 49 años y un 57% entre los mayores de 50 años.

ATENCIÓN DESIGUAL

En cuanto al sistema sanitario, sólo el 23% de los encuestados afirmaron que en España se trata por igual la salud mental y la física, siendo así el país europeo que más crítico fue ese sentido, al mismo nivel que Bélgica.

Además, el estudio de Ipsos reveló que el estrés es el tercer problema de salud más grave al que se enfrenta la población mundial, señalado por un 30% de media a nivel global, y un 33% por la población española.

El estrés, al igual que la salud mental, crecieron tras la pandemia más de nueve puntos a nivel global y más 15 puntos en el caso de España.