MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, aseguró este lunes que seguirán «trabajando» por la inclusión de la conexión Santander-Bilbao en la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T), dentro del Corredor Atlántico.

Así lo afirmó Sánchez en su intervención en el Consejo de Ministros de Transportes de la Unión Europea que aprobó hoy su orientación general sobre la revisión del Reglamento de la RTE-T, sin incluir dicho tramo en el norte de España.

«España siempre ha apoyado las propuestas que contribuyeran a hacer realidad el mercado común europeo. Por ello, la Red Transeuropea de Transporte y sus corredores han sido prioritarios en nuestra agenda política. Prueba de ello es el compromiso de mi país con el cumplimiento de los objetivos y plazos establecidos para su desarrollo», aseguró la ministra.

En este encuentro, destacó los avances logrados tras meses de trabajo en temas importantes para España y recordó la importancia de dar un paso más allá y recuperar la longitud original al Corredor Mediterráneo (3.000 kilómetros) para que llegue hasta Ucrania y se confirme como un eje estratégico para el tráfico de mercancías y pasajeros y para las relaciones comerciales con los países de Asia y África.

Por otro lado, se felicitó porque se ha alcanzado un acuerdo ambicioso tanto en los plazos de finalización como en los estándares de calidad establecidos para la RTE-T.

Además, tal y como señaló la ministra, la nueva orientación general incluye prácticamente todas las infraestructuras, nodos de transporte y nodos urbanos solicitados por España y recoge un acuerdo para que la Comisión Europea pueda adoptar actos de ejecución para determinadas secciones de los Corredores Europeos de Transporte, velando porque se cumplan los compromisos por parte de todos los Estados miembros.

Quizás también te interese:  ¿Imprimir las fotos digitales en casa o recurrir a un laboratorio?

«Este es un tema central para España porque, para conseguir una verdadera Red Transeuropea, es necesario el cumplimiento de los compromisos por parte de todos los Estados miembros», concluyó.