MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

El consejero delegado del Banco Sabadell, César González-Bueno, reclamó este jueves que el impuesto a la banca se aplique a todas las que operan en España y sea «neutro» dentro del sector.

Durante la rueda de prensa para explicar los resultados obtenidos por el banco entre enero y septiembre de 709 millones, un 91,9% más que hace un año, el consejero delegado consideró que la forma «más eficiente» de aplicar el nuevo gravamen sería sobre los beneficios, pero «una vez que se ha decidido que no» se haga así, «por lo menos no elegir solo un factor que afecta más a unos que a otros».

El impuesto registrado en el Congreso de los Diputados afecta a los bancos que ingresen más de 800 millones por intereses y comisiones y establece un tipo del 4,8% sobre el margen de intereses más comisiones netas.

González-Bueno se alineó con tener en cuenta más factores «para reflejar mejor las diferentes estrategias competitivas» de los bancos. Así, consideró que el texto es «mejorable» e insistió en que «debe afectar a todas las entidades».

Respecto a los argumentos para justificar el impuesto, consideró que «pese a que los resultados sean mejores» ante el entorno de subida de tipos de interés, no consideró que eso «justifique una presión impositiva sobre un sector que todavía no cumple con sus exigencias de rentabilidad».

Recordó que, aunque el banco elevó la rentabilidad ROTE al 8% hasta septiembre, «todavía no tenemos los resultados que espera el mercado y tendremos relativas dificultades para financiarnos».

González-Bueno resaltó que «pagar muchos más impuestos de lo que ganas después de impuestos no se da en ningún sector» y con el nuevo tributo, «esa circunstancia lo único que hace es incrementarse» cuando la economía está «interrelacionada».

Quizás también te interese:  El 48% de los hogares españoles contaba con algún servicio de televisión de pago en el segundo trimestre, seis puntos más que en 2021

El director financiero del banco, Leopoldo Alvear, añadió que la rentabilidad sigue sin cubrir el coste de capital y recordó que los tipos de interés ahora «no son anormalmente altos».

El consejero delegado del banco lanzó la crítica de que el sector es «un elemento fácil de crítica» y «sería mejor que eso no fuese así», y también se ven «un poco inmersos en el juego político del que nosotros intentamos mantenernos al margen».

Recordó, ante medidas que penalizan al sector como el impuesto a la banca, que el Sabadell también defiende intereses de accionistas minoritarios, de trabajadores y de inversores que «tampoco son Rockefeller».

«Se asocia en la mentalidad general el banquero con la opulencia y la realidad subyacente detrás es que hay un montón de trabajadores y un montón de accionistas pequeños», insistió.