– Mañana se celebra el día internacional de este felino

– Es la «nueva víctima del tráfico ilegal de especies», según WWF

MADRID, 09 (SERVIMEDIA)

La cifra de leones salvajes africanos se ha reducido a la mitad en los últimos 25 años hasta situarse en menos de 20.000 individuos repartidos por una décima parte de su territorio histórico de distribución.

WWF aportó este martes esos datos con motivo del Día Internacional del León, que se celebra este miércoles, 10 de agosto.

Esta organización apuntó que la situación del león es «dramática», puesto que en un siglo se ha perdido el 90% de los leones africanos y se ha extinguido en 26 países.

El león es uno de los mayores iconos de la vida salvaje africana y el único felino que vive en grandes manadas (hasta 40 individuos), lideradas por un macho dominante.

Este felino desempeña un papel esencial en el mantenimiento de poblaciones sanas de antílopes, búfalos, cebras, jirafas y ñúes, y del equilibrio de la naturaleza en el continente africano.

Protegido e incluido en la Lista Roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), sus mayores amenazas son la pérdida de hábitats por expansión agrícola, la falta de alimento y la competencia con el ser humano por las presas silvestres, así como los conflictos con ganaderos, la caza furtiva y el comercio ilegal.

Su hogar desaparece a un ritmo sin precedentes, según WWF, que añadió que, dado que se prevé que la población humana en África se duplique en 2050, cada vez habrá menos espacio para los leones.

Quizás también te interese:  Hepatólogos reclaman "un último esfuerzo" para eliminar la Hepatitis C en España

VINO CON HUESOS DE LEÓN

Además, debido a la cada vez mayor vigilancia sobre las grandes víctimas del tráfico de vida salvaje (elefantes, rinocerontes y tigres), los furtivos y traficantes que se lucran con el negocio de la extinción ponen en peligro el objetivo de su diana en nuevas víctimas como el león, según WWF.

De hecho, esta organización apunto que «el rey de la sabana es perseguido, envenenado, trampeado, cazado para ser vendido en mercados clandestinos». «El león es la nueva víctima del tráfico ilegal de especies», agregó.

El vino elaborado con huesos de tigre, símbolo de estatus social en algunos países asiáticos, está siendo sustituido en los mercados negros por vino elaborado con huesos de león. A esto hay que sumar la creciente demanda de sus cráneos y pieles como trofeos, los dientes, la grasa y hasta sus garras como elementos de bisutería.

Desde hace 60 años, WWF crea reservas y espacios protegidos para los leones y toda la vida salvaje que los acompaña. Así, en Soknot (sur de Kenia y norte de Tanzania) se ha puesto en marcha un proyecto para revertir la situación y duplicar el número de leones para 2050.

WWF también lucha contra los furtivos y ha puesto en marcha proyectos de concienciación que han logrado que algunos de ellos se conviertan en guardaparques. Además, forma a los guardabosques que luchan contra la caza ilegal y trabaja con ganaderos y líderes tribales para lograr una convivencia armónica entre leones y humanos.