MADRID, 08 (SERVIMEDIA)

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, señaló este martes que «en la medida en la que persistan factores adversos» como los actuales, cabría espera que se produjera una «pérdida de dinamismo de la actividad y los precios en el mercado inmobiliario».

Así lo indicó en la clausura de las jornadas ’40 años del Mercado Hipotecario: tendencias y retos del sector’ organizadas por Sociedad de Tasación en las que subrayó que la inversión en vivienda es una de las «principales inversiones de ahorro en España»

Delgado destacó que el nuevo contexto macrofinanciero es «más adverso» con la subida de tipos de interés, lo que conllevaría la «pérdida de renta real de las familias, el deterioro de la confianza y la elevada incertidumbre».

La subgobernadora subrayó como los principales retos pendientes del mercado inmobiliario el aumento de la educación financiera de la población para que tengan «conocimientos suficientes para afrontar la mayor inversión de sus vidas», así como mejorar la información estadística y regenerar el parque existente de viviendas.

«No toda la demanda se tiene que satisfacer con vivienda nueva, una parte importante necesita reformas», señaló, después de que en el panel anterior algunos de los ponentes hubiesen destacado el «déficit» de vivienda nueva existente en España y la necesidad de aumentarlo.

Asimismo, subrayó que el mercado hipotecario se encuentra en una «buena situación» y que no se detectan «grandes señales de alarma» ni «desequilibrios generales que nos preocupen excesivamente». También apuntó que las condiciones de crédito de las hipotecas no se han «relajado» lo que posiciona al mercado español «en una situación más sólida ante posibles deterioros de variables macroeconómicas».

Quizás también te interese:  La pensión contributiva de las mujeres tendría que subir casi un 40% en España para cerrar la brecha de género con los hombres

Sobre las tasaciones, aseguró que la calidad de estas «afecta directamente a los riesgos financieros» y que su valor es «fundamental» para determinar el valor de los préstamos. Para ello, el Banco de España se vale de cuatro elementos: los estándares de valoración, el procedimiento de certificación del valorador, un modelo estándar de informe y la apuesta por un modelo societario.

Según Delgado, la reforma de las sociedades de tasación en el año 2013 impidiendo que participen las entidades de crédito mejoró su «independencia» aunque hay elementos como la regulación de las valoraciones hipotecarias o las reglas para establecer el valor inmobiliario, que frente al valor de mercado es «sostenible en el tiempo», que hay que mejorar.