MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

El 87% de los ciudadanos españoles se muestran preocupados por su privacidad en Internet, lo que convierte a España en el país europeo con más inquietud sobre este particular, seguido de Polonia (81%) y Gran Bretaña (77%).

Así consta en un estudio elaborado por Ipsos en 20 países y que analiza la confianza de los usuarios en Internet y las políticas de regulación que éstos solicitan para aumentar su confianza en la red.

En ese sentido, el 63% de los encuestados confía en Internet, un 11% menos que en 2019, un guarismo que sube hasta el 70% en España, que lidera el ‘ranking’ en este ámbito, seguido de Suecia (63%), Gran Bretaña (61%), Alemania (61%) y Francia (59%).

Del mismo modo, el 50% de las personas que participaron en la encuesta considera que la seguridad ‘online’ existente en la actualidad es suficiente, un porcentaje similar al de España (53%), tercer país europeo que más confía en este punto, sólo superado por Polonia (54%) y Gran Bretaña (53%).

A su vez, España es el país europeo en el que más personas (67%) están de acuerdo con la forma en que está gobernada Internet y en el que mayor porcentaje de población (87%) está preocupado por su privacidad ‘online’, seguido de Polonia (81%) y Gran Bretaña (77%).

Del mismo modo, el 72% de los españoles apoya más que el resto de los europeos el desarrollo de políticas para proteger la privacidad de los usuarios de Internet, seguidos de los británicos (66%).

En cuanto a las políticas de protección de datos y a las medidas que permiten a los usuarios controlar sus datos, los españoles las apoyan en un 71% en ambos casos.

Quizás también te interese:  El suicidio requiere un Plan Nacional para evitar 4.000 muertes anuales en España

Por su parte, un 56% de los españoles pide regular la inteligencia artificial, mientras que el 72% considera que las políticas para dotar de ciberseguridad a los usuarios de Internet mejorarían la confianza en la red.

Por último, el 46% de los españoles cree que la confianza en Internet crecería si se regulara la compra y venta de las criptomonedas, y el 47% apunta que aumentaría esa confianza si se regulara su uso.