– Aunque mantienen las «reticencias» a gastos que impliquen endeudamiento, según el ‘Informe Perspectivas del Consumidor’ de Kantar Insights

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

Más de la mitad de los consumidores españoles, en concreto el 54%, creen que es «un buen momento para mantener sus niveles de gasto», si bien mantienen las «reticencias» a llevar a cabo aquellos que impliquen endeudamiento, como por ejemplo pedir un préstamo para comprar una vivienda.

Estas son algunas de las conclusiones del ‘Informe Perspectivas del Consumidor’ presentado este miércoles por Kantar Insights, según el cual un 38% ve mejor «reducir» gastos y un 8% aboga por «aumentarlos», tal y como precisó la compañía en un comunicado en el que expuso los principales datos de la encuesta, que se realizó del 12 al 18 de junio.

No obstante, el informe del segundo trimestre destaca como «cambio más significativo» la «mejora» de la percepción de la situación económica del país, un aspecto que, según la compañía, «suele ser el peor valorado» y que en esta ocasión mejoró 15 puntos, mostrando, a su entender, «una mejora clara de la confianza y perspectivas del consumidor».

Asimismo, se mantiene «estable» la percepción de «estabilidad» laboral, teniendo en cuenta que nueve de cada diez españoles «no temen perder el empleo» y solo el 8% cree que «hay alguna posibilidad de que esto suceda».

Junto a ello, también «mejoran» las «sensaciones» en torno al empleo en general, dado que, si en el primer trimestre un 40% compartía el «temor» al crecimiento del desempleo, en el segundo era un 31% el que pensaba así.

Quizás también te interese:  Publicada la Declaración por la Educación Inclusiva en España

CONFIADOS

En este contexto, los españoles están «confiados» en mantener su nivel de ingresos (60%), mientras que sólo un 4% cree que «su tesorería mermará», según el informe.

A la luz de estos resultados, la directora de Marketing de Kantar Insights España, Teresa de Ledesma, subrayó que, «a pesar de que permanece la incertidumbre en torno a la inflación y se mantienen las estrategias de ahorro», el estudio «indica» que los hogares españoles «han aprendido a manejar situaciones económicas complejas y este trimestre han ajustado al alza los niveles de confianza».

«El cambio más relevante es la opinión acerca de las perspectivas económicas del país, que ha dado un empujón muy positivo», abundó, al tiempo que estimó «muy probable» que esta tendencia positiva «se mantenga hasta, como mínimo, finales de año».

El informe se basa en 1.600 entrevistas anuales en cuatro olas a una muestra representativa de la población española y analiza las perspectivas de consumo de los españoles teniendo en cuenta la valoración de la situación del país y la situación personal, incluyendo perspectivas de empleo, ingresos y gastos.

Además, valora el momento de compra de un set de productos y servicios de diversas categorías y ofrece el Índice de Confianza del Consumidor.