– Tras la denuncia de la organización de consumidores que hablaba de 500.000 coches

MADRID, 02 (SERVIMEDIA)

BMW aclaró este sábado que tiene «cero vehículos» en España afectados por la alerta sobre airbags defectuosos que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) lanzó este viernes tras un aviso de la Unión Europea que alerta de deficiencias en los airbags de algunos coches de esta marca.

Fuentes de BMW precisaron a Servimedia que esta llamada de la UE a través del sistema Rapex no debe alertar a los consumidores españoles porque aquí «no tenemos coches afectados» por este último aviso, pese a que la OCU hablaba de unos 500.000 vehículos.

La compañía indicó que esta cifra en realidad es global y, además, se refiere principalmente a coches vendidos «en países cálidos y húmedos», por lo que no afecta el entorno comunitario. En realidad, va dirigida a productos vendidos en islas francesas lejanas del continente europeo, motivo por el cual la UE dio el aviso.

Además, BMW explicó que desde hace tiempo ya viene haciendo revisiones de los «vehículos más antiguos» de la Serie 3, Serie 5 y X5 que se vendieron hace «quince o veinte» años por si tuvieran algún defecto en sus airbags, para lo cual contacta de forma directa y local con los propietarios para que acudan al taller más cercano.

PIEZAS DUDOSAS

La denuncia que la OCU difundió este viernes advertía de un posible defecto en los airbags de algunos modelos, en concreto de la Serie 1 de entre 2005 y 2007, BMW Series 2, 4, 5 y 6 de entre 2012 y 2017, BMW Serie 3 de entre 1999 y 2017, BMW X1, X5 y X6 de entre 2005 y 2014, y BMW X3 de entre 2005 y 2017.

Quizás también te interese:  La Airef sostiene que España recuperó el PIB prepandemia durante el segundo trimestre

La organización de consumidores expuso en una nota de prensa que el propelente del sistema airbag contiene piezas que «pueden deteriorarse, liberando fragmentos durante el proceso de hinchado». Una situación que «podría causar lesiones a los ocupantes en caso de colisión».

Por ello, recomendó preguntar al servicio de atención al cliente de la marca si su vehículo está entre los afectados, «especialmente si se adquirió de segunda mano», pues en este caso «lo más probable es que el propietario no esté en la base de datos de la marca». Además, recordó que la revisión y el arreglo correspondiente debería ser gratuito.