-Según un estudio de idealo.es

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

El 34% de los españoles compraría el primer teléfono móvil a sus hijos a los 13 o 14 años, si bien casi un 28% esperaría al menos hasta que estos cumpliesen los 16.

Estas son algunas de las conclusiones que desvela un estudio del comparador de precios de productos ‘online’ idealo.es y según el cual el «principal motivo» de la compra de un dispositivo de este tipo es la seguridad, tal y como avanzó la compañía en un comunicado.

Por su parte, al menos un 19% de los españoles participantes en la encuesta compraría un móvil a su hijo antes de los 13 años y, de ese porcentaje, un 2% se lo ofrecería antes de los 10 años, mientras un 19% «consideraría» su adquisición entre los 15 y 16.

Tras puntualizar que, si bien no hay una «edad exacta recomendada para tomar esta decisión» y que los expertos «coinciden en que todo depende de la madurez del niño», el comparador advirtió de que el «motivo principal» de los padres para la compra de un teléfono móvil para sus hijos es la seguridad y la posibilidad de facilitar su localización, según el 65% de los consultados.

Junto a ello, también destacaron la presión social y el entretenimiento en el caso de los menores de 10 años.

A este respecto, el 66% de los padres utilizaría un control parental para «garantizar la seguridad» en el uso del dispositivo por parte de sus hijos y con el fin de «protegerles» de los «riesgos potenciales», incluyendo el acceso a contenido «inapropiado», el acoso en línea y la «exposición a extraños».

Quizás también te interese:  Aldi abrirá cuatro nuevas tiendas en septiembre

No obstante, un 10% de los encuestados reconoció que «desconoce» esta posibilidad para filtrar los contenidos que los menores pueden ver desde el móvil.

En este punto, el responsable de comunicación de idealo.es, Kike Aganzo, hizo hincapié en la «importancia» de la responsabilidad y el control parental en la decisión de comprar un teléfono móvil para los hijos, así como en la «necesidad de educar sobre un uso seguro y responsable» de estos dispositivos.

«Es fundamental que los padres comprendan los riesgos y beneficios de los dispositivos móviles y tomen medidas para garantizar un uso responsable y seguro por parte de sus hijos», abundó.