MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, ensalzó este lunes que el discurso que ofreció el rey Felipe VI el 3 de octubre del 2017, dos días después del referéndum ilegal en Cataluña, sacó «del abatimiento, de la incertidumbre y del desasosiego» a todos aquellos que creen en España.

Así lo indicó Bal en rueda de prensa tras la celebración del Comité Permanente de Cs, donde destacó que en ese discurso el Rey reivindicó la defensa de la Constitución y la democracia frente «al desafío separatista» y que ese día «cumplió» con su «función constitucional» de «representar la unidad de España y de reivindicar el imperio de la ley».

A su vez, puso en valor que apelara a la responsabilidad de los poderes legítimos del Estado español para «hacer valer el orden constitucional frente al desafío separatista, frente a aquellos que trataron de romper la ley, que desobedecieron los mandatos del Tribunal Constitucional y que trataron de perpetrar un auténtico golpe de Estado contra la Constitución y la democracia».

«El Rey se situó como último garante de los derechos y libertades fundamentales reconocidos en la Constitución de la división de poderes y del Estado constitucional con esa frase que todavía hoy resuena en nuestros oídos: no están solos ni lo estarán, refiriéndose a los catalanes constitucionalistas y al resto de los españoles que vivíamos con desasosiego la tensión de los separatistas tratando de romper nuestra convivencia», expuso.

Bal subrayó que cinco años después se tiene que valorar «muy positivamente» este discurso que «quedará en la historia de España» y que fue el «preludio» de «aquellas movilizaciones históricas que sacaron a la calle a los catalanes constitucionalistas» y que «por fin» tuvieron «voz» y pudieron «sacar a la calle la bandera de España sin ningún complejo y sin ningún miedo a pesar de la espiral de silencio que había impuesto el totalitarismo separatista».

Quizás también te interese:  Robles visita el batallón de la UME en León tras la oleada de incendios

Por eso, continuó, «no se lo perdonan los separatistas al Rey de España, por eso están siempre pidiendo que se retracte» y lo hacen con la «complicidad de una parte del Gobierno de España que apoya precisamente estas pretensiones». «Es una pena, es lamentable que estas sean las personas que hoy dan soporte al Gobierno», concluyó.