– Según un informe de NIQ

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

Casi un tercio de los hogares españoles, el 29%, vive al día y solamente tiene presupuesto para afrontar gastos «básicos y esenciales».

Así lo desvela el informe ‘Economic Divide’, publicado por la empresa especializada en inteligencia de consumo NIQ y que presenta una clasificación de los hogares españoles en función de su situación financiera y su capacidad de compra a partir de los resultados de una encuesta ‘online’ dirigida al Panel de Hogares Homescan de NielsenIQ, sobre una muestra de más 4.800 domicilios.

No obstante, el informe, que alcanza su segunda edición, desvela también que el 69% de los consumidores «viven tranquilamente» y pueden permitirse comprar «algunas cosas» y, al igual que el año pasado, hay un 3% de hogares que afirman «no tener dificultades para afrontar cualquier tipo de gasto».

En cualquier caso, los hogares continúan buscando fórmulas que les permitan conseguir un mayor ahorro en sus compras y, entre ellas, las medidas más mencionadas para ahorrar son comparar precios «con mayor detenimiento» (34%) y buscar opciones con las «mejores promociones» (28%). Junto a ello, los hogares son «cuidadosos» a la hora de comprar para evitar el desperdicio (30%).

Sin embargo, este año sube el número de encuestados que ha cambiado a marcas «más baratas» (un 15% frente al 12% de 2022) o a productos sustitutivos más baratos (un 13%, frente al 11%).

Asimismo, el 74% de hogares intentarán ser «más cuidadosos a la hora de gastar», limitando sus gastos a productos «esenciales y necesarios», mientras que un 21% ya estaba en una situación de ahorro y, según la investigación, «no tienen cabida para aplicar más medidas anti-gasto».

Quizás también te interese:  Un 74% de los españoles ven "afectados" sus planes de compra por la inflación, cinco puntos menos que en 2022

Ante un escenario de aumento de los precios, el 73% haría cambios en la elección de los productos reduciendo las compras de aquellos «demasiado caros o no esenciales» y el 25% realizaría sus compras en las tiendas con «mejores promociones».

CLASIFICACIÓN DE HOGARES

Con respecto a la clasificación de los hogares en función de su situación financiera tras la pandemia y su capacidad de compra, el grupo que continúa «prevaleciendo» es el de los «cautos», que son los consumidores «precavidos» y han aumentado en tres puntos porcentuales con respecto a 2022 (51% frente a 48%). Se caracterizan por no haber sufrido «impacto» en su economía doméstica, aunque muestran una «mayor cautela» con sus gastos y, en general, se trata de hogares de dos miembros y mayores de 50 años.

Por su parte, el 17% de los españoles son los llamados «sin cambios», que se diferencian de los cautelosos por no haber modificado sus hábitos y modo de comportarse a la hora de comprar. Muchos de estos son seniors, sobre todo mayores de 65 años que viven en hogares compuestos de un miembro.

En tercer lugar se sitúan aquellos hogares que sí han visto «mermada» su situación económica y «aún no están en vías de recuperación». Suponen un 16%, un punto porcentual más que hace un año, y, según el informe, están «con el agua al cuello», teniendo en cuenta que en este segmento hay hasta un 32% más de consumidores de estatus bajo.

Con un 12% y sin variación con respecto a hace un año está el grupo denominado «Saliendo a flote», hogares que se vieron «impactados negativamente» por las consecuencias económicas de la pandemia y la guerra de Ucrania pero reconocen «cierta recuperación». Con todo, prefieren ser «cautelosos» y «priorizar» el gasto y suelen encontrarse en hogares con niños, de tres y cuatro miembros.

Quizás también te interese:  Acnur subraya "lo compleja" que es España para que un menor solo consiga protección internacional

Por último, los más «prósperos» suponen un 4% de los hogares en España y disminuyen un punto porcentual con respecto al año pasado. Este segmento ha «mejorado» su situación en los últimos dos años y está compuesto por jóvenes que viven en hogares de uno o dos miembros.