– El 52% apuesta todavía por el pago en caja tradicional, aunque se abre a utilizar soluciones disruptivas en el futuro

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

Casi un 30% de los españoles usa o preferiría usar soluciones de autocobro para pagar en los comercios, según un informe elaborado por CaixaBank y Visa, junto al ‘Payment Innovation Hub’.

Las soluciones de autoservicio y cobro son un tipo de sistema que permite a los usuarios pagar sus compras de forma autónoma, con el propósito de proporcionar una mayor agilidad y rapidez a la finalización del proceso. Según el estudio publicado este miércoles por estas tres entidades, este es el motivo por el que «cada vez más comercios» adoptan esta solución, a pesar de que la caja de pago tradicional se mantiene como la preferida (52%) por los ciudadanos.

Los datos recogidos indican el consumidor español valora de manera positiva todas las modalidades de soluciones desplegadas en el mercado español, desde el punto de autoservicio fijo y pago autónomo, hasta el escáner de productos y pago a través del móvil. También valoran de forma positiva la cesta de escaneo automática de productos en un punto fijo y pago autónomo, el escáner de productos con pistola en tienda y pago en punto de caja fijo, el carrito de la compra inteligente sin punto fijo y el sistema totalmente automático.

Entre los principales beneficios que ven los consumidores a la hora de utilizar este tipo de soluciones destacaron evitar el tiempo de espera en la cola de la caja (49%) y la mayor rapidez (48%), «ya que consideran que este tipo de soluciones son más ágiles que las cajas de cobro habituales».

Quizás también te interese:  Miguel Garrido, reelegido presidente de la patronal madrileña: "España necesita un Gobierno serio"

Entre las soluciones analizadas, las más conocidas y utilizadas entre los encuestados son el punto de autoservicio fijo, el escáner de productos con pistola manual y la cesta de escaneo automática. Estas soluciones ya han sido implementadas en supermercados y minoristas de ropa y calzado, de ahí su familiaridad entre los usuarios.

Los datos recogidos por el informe también señalan que los usuarios muestran una mayor predisposición a utilizar estas soluciones disruptivas en el futuro, «a pesar de tener un conocimiento actualmente bajo sobre ellas».

«OPORTUNIDAD» PARA LOS COMERCIOS

Las soluciones más destacadas por su predisposición de uso futuro son el carrito de la compra inteligente sin punto fijo, que permite escanear los productos, colocarlos y pagarlos directamente en el mismo carrito; y el sistema totalmente automático, que permite al cliente seleccionar los productos en la tienda y, al salir, realizar el pago directamente a través de su tarjeta de crédito sin necesidad de pasar por caja.

Desde la perspectiva del comercio, estas soluciones representan «una oportunidad» para mejorar las ventas, la experiencia de compra y la fidelización de los usuarios.