– Cree que puede «ser leve, sin impacto relevante»»

MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

El presidente de BBVA, Carlos Torres, prevé que la economía española va a entrar en recesión a principios de 2023, ya que espera que el PIB registre tasas de crecimiento negativo en el último trimestre de 2022 y en el primero de 2023.

En un acto informativo organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), Torres señaló que a partir de marzo de 2023 «es muy difícil hacer pronósticos», ya que existe mucha incertidumbre especialmente por la guerra de Ucrania.

«Estamos en un entorno muy desafiante, el más desafiante de las últimas décadas por las incertidumbres que tenemos», afirmó Torres, quien recordó que «cuando salíamos de la pandemia con bastante fuerza», con cierta inflación que respondía a la reapertura de los mercados, «estábamos yendo hacia la estabilización cuando llegó la invasión de Ucrania».

«No sabemos lo que va a durar eso», apuntó el presidente de BBVA, quien señaló que aunque el precio de algunas materias primas ha ido moderándose de manera importante en las últimas semanas el de la energía no lo ha hecho. «En función de lo que dure la situación bélica y como se corrija el precio de la energía tendremos un impacto mayor», apostilló.

A esto, según explicó, se suma que «la confianza ha caído muchísimo en las últimas semanas» y la decisión de los bancos centrales de subir los tipos de interés para mantener la inflación anclada.

Sobre la actuación de los bancos centrales, defendió que es lo que deben hacer ante una gran inflación que, según advirtió, «es la mayor amenaza a la economía mundial, europea y española». Sin embargo, admitió que «la subida de tipos no ataca los cuellos de botella que puede haber en la energía» por lo que concluyó que «no sé cuánto va a durar esto».

Quizás también te interese:  Telefónica y The Valley forman a directivos españoles en capacidades digitales

En todo caso, Torres considera que «puede ser una recesión leve, sin impacto relevante» ya que, a diferencia de 2008, «estamos en una situación mucho mejor para afrontar esta coyuntura tan difícil» tanto por la situación de la banca como del nivel de deuda de empresas y familias.

BBVA presentará la próxima semana sus previsiones macroeconómicas que según anticipó Torres serán a la baja. Las últimas prevén un crecimiento del 4%del PIB en 2022 y del 1,8% en 2023.