Con el calendario apuntando ya al otoño, es hora de dejar atrás todo lo que significa verano para ir haciendo acopio de los productos que pueden hacer de la próxima estación un periodo más llevadero.

El otoño trae consigo ciertas dolencias habituales que, gracias a la prevención y a ciertos productos accesibles que se encuentran en cualquier farmacia, pueden paliarse de forma efectiva.

“La deshidratación es uno de los primeros signos del otoño. Quienes padecen dermatitis atópica durante el mes de septiembre y octubre suelen tener pequeños brotes con descamación. Es por ello que hay que atender bien la piel, hidratarla de forma efectiva y permitir que su elasticidad no se vea comprometida. Pero este es solo uno de los consejos para este otoño” explican los profesionales de Farmacias Alburua.

Gracias a la opción y catálogo que ofrece la farmacia online, es posible hacerse, sin salir de casa, con los top 5 para esta temporada.

¿Cuáles son los productos que no pueden faltar en otoño?

Para empezar, como se decía, una crema hidratante de gran calidad que sea capaz de aportar a la piel, de forma intensiva, la hidratación que necesita para evitar descamaciones, rojeces y, sobre todo, picores. En el mercado hay numerosas marcas, pero nada como echar un vistazo a las ofertas y propuestas de la farmacia online para decidirse.

Los cambios de temperatura también pueden afectar al sistema inmune, dando lugar a pequeños constipados y catarros típicos de esta época. Contar con un suplemento multivitamínico que mejore el bienestar puede ser un acierto. De hecho, también mejorará el humor y, en algunos casos, gracias a sus componentes probióticos, la barrera para evitar caer malos. La llamada astenia otoñal también mejora gracias a esto.

Quizás también te interese:  España se une a la Declaración de Budapest por el derecho a una atención nutricional segura

Llega la vuelta al cole y con ella el riesgo de piojos. Contar con un buen champú preventivo, con el tratamiento de choque y con una lendrera puede ser vital durante el curso escolar. Como preventivo, el aceite de árbol de té parece funcionar a la perfección.

La vista, con la vuelta a las pantallas, también sufre lo suyo. Hacerse con un colirio o unas lágrimas artificiales basadas en el ácido hialurónico como principal componente ayudará a la hidratación del ojo evitando la fatiga y la sequedad ocular.

Finalmente, nada como ayudar a retener la vitamina D mediante un complejo vitamínico que palíe la retirada progresiva del sol y de la absorción natural de dicha vitamina. El otoño es uno de los momentos críticos.