MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

Vox confió este martes en que el Gobierno de Castilla y León «cumpla» y ponga en marcha el protocolo «acordado» sobre incluir el latido fetal, entre otras medidas, dentro de la atención programada del primer trimestre para todas las mujeres embarazadas en esta comunidad.

Ante la polémica generada al respecto, Vox recuerda en una nota de prensa que el pasado jueves, tras la reunión de trabajo para cerrar el acuerdo alcanzado por el Gobierno de la Junta de Castilla y León, el vicepresidente, Juan García-Gallardo, y el consejero de Economía y Hacienda y portavoz del Ejecutivo autonómico, Carlos Fernández Carriedo (PP), comparecieron en una rueda de prensa.

Carriedo fue el encargado de anunciar la «puesta en marcha de actuaciones en favor de la natalidad y de la familia» como parte de una serie de medidas que «vienen a dar cumplimiento al pacto de gobierno» firmado al inicio de la legislatura, entre cuyos objetivos se incluía el fomento de la natalidad y la lucha contra la despoblación.

Ese mismo día, la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León emitía una nota de prensa en la que se recogían medidas como elaboración e implantación de un protocolo de latido fetal dentro de la atención programada en el primer trimestre y la promoción del acceso a la ecografía 4D a las mujeres gestantes durante el seguimiento de su embarazo, entre otras.

En este sentido, el partido de Santiago Abascal destaca que ni desde la Presidencia de la Junta de Castilla y León, ni desde el PP «cuestionaron en ningún momento las medidas propuestas». Sin embargo, deplora que el viernes «una serie de informaciones publicadas en diferentes medios de comunicación atacan mediante bulos y difamaciones» este acuerdo alcanzado.

REACCIONES PP Y GOBIERNO

A lo largo del fin de semana, Vox comenta se suceden declaraciones de dirigentes del PP en las que se «desmarcan» de las medidas acordadas en Castilla y León. La portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, y el portavoz del Comité de Campaña, Borja Sémper, «atacan» a Vox y expresan su «rechazo» a lo acordado.

Asimismo, el domingo el Gobierno de España emite un requerimiento exigiendo información sobre el nuevo protocolo y advirtiendo al Gobierno de la Junta de Castilla y León sobre la posible aplicación de medidas sancionadoras. Ante esta situación, Vox confía en que se cumpla «con lo pactado» y se aplique este protocolo.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, explicó que corresponde ahora a la Consejería de Sanidad emitir esa orden con las medidas aprobadas. «Vox ha negociado y pactado estas medidas y ahora confiamos en que el consejero se encargue de aplicarlas con responsabilidad», enfatizó.

A su vez, el secretario general de Vox, Ignacio Garriga, insistía en que el partido «no va a dar ni un paso atrás en lo pactado en Castilla y León» y subrayó el convencimiento de que el acuerdo se aplicará. Por su parte, el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, mantuvo que «si el PP se echa atrás, si incumple lo que ellos mismos han escrito, tendrán que explicarlo».