MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

Alrededor de 2.800 menores de los campamentos saharahuis de Tinduf vendrán este verano a España gracias al programa Vacaciones en Paz, aprobado este martes en Consejo de Ministros.

El programa contempla las instrucciones para autorizar la residencia temporal de los menores que permanecerán en España por un período de tres meses, a fin de disfrutar de una estancia de vacaciones y, una vez concluida, regresarán a su lugar de procedencia.

También se concederán visados de estancia a los monitores que acompañen a los menores durante su permanencia en España. Todos los visados de residencia temporal y de estancia serán tramitados por el Consulado General de España en Argel.

Los menores serán acogidos por familias pertenecientes a entidades que operan en las diferentes comunidades autónomas. Estas organizaciones deberán solicitar previamente a la Subdelegación o Delegación del Gobierno un informe previo al desplazamiento de cada menor, así como un informe del servicio autonómico competente en materia de protección de menores.

Puesto en marcha a partir de la mitad de los años 80, el programa Vacaciones en Paz solo se ha visto interrumpido durante dos años con motivo de la pandemia de la covid-19.

Además de los ministerios de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones; de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación; del Interior, y de Política Territorial, en él participan las diferentes comunidades autónomas en las que permanecerán los menores y las entidades a las que pertenecen las familias.

Este programa se enmarca en el compromiso de solidaridad de España con la población de los campamentos de refugiados saharauis, siendo la Cooperación Española la primera contribuyente internacional de ayuda humanitaria a esta población.

Quizás también te interese:  Casi el 13% de españoles en riesgo de pobreza no pudo pagarse una "comida adecuada" en 2022, un 7% menos que la media de la UE