MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgcof) subrayó este miércoles que sólo uno de cada cuatro españoles busca ayuda profesional para abordar su salud mental, según lo puso de manifiesto el estudio ‘Lumens: rol del profesional de farmacia en la gestión de salud mental en España’.

Según este estudio, realizado por Neuraxpharm, el 85% de la población reconoce haber experimentado algún tipo de problema emocional en los últimos dos años, siendo los más comunes el estrés (61%), la tristeza (55%) y nerviosismo (52%).

Además, el 65% se ha sentido afectado por enfermedades de salud mental en el mismo periodo, destacando en este caso ansiedad (46%), trastornos del sueño (casi 40%) y depresión (19%).

Pese a estas cifras, según este estudio, solo un 25% de los españoles se plantea solicitar ayuda profesional al médico de Atención Primaria o al psiquiatra y, de ellos, únicamente un 12,5% ha llegado hacerlo.

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), por su parte, estima que un 6,4% de la población acudió a un profesional de la salud mental por algún tipo de síntoma en el primer año de la pandemia. De estas cifras se extrae que los españoles, pese a necesitarlo, son reacios a acudir a profesionales de la salud mental.

Para revelar la importancia de los farmacéuticos comunitarios como profesionales sanitarios que pueden ser aliados de los pacientes en la lucha contra la pandemia de la salud mental, detectando síntomas y derivando al profesional médico en su caso, el Cgcof continúa desarrollando la campaña ‘Lumens: dar luz por la salud mental’, que cuenta con Boticaria García como madrina de la iniciativa.

Quizás también te interese:  Los expertos alertan de un incremento de los casos de meningitis en España

De hecho, Boticaria García aseguró que «el farmacéutico es muchas veces el primer profesional al que acude una persona con problemas de salud mental. El farmacéutico está capacitado para ayudarle, y cuenta con una formación de calidad, basada en la evidencia científica, un factor imprescindible».

A esto añadió que «los farmacéuticos no tienen superpoderes, pero bajo su capa blanca son capaces de conseguir lo inimaginable; acabar con el estigma asociado a la salud mental debe ser nuestro próximo reto».