MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

El Sindicato de Enfermería, Satse, denunció este lunes que España cuenta con 8.000 matronas en la salud pública, «lo que nos condena a tener una asistencia precaria y sin garantías», por lo que reclamó al conjunto de administraciones públicas que incrementen estas plantillas en todos los servicios de salud.

Según informó Satse este lunes, la ratio de tres profesionales de esta especialidad enfermera por 10.000 mujeres que hay en España «impide que se pueda prestar la atención y cuidados que requieren a lo largo de toda su vida con todas las garantías y seguridad necesarias».

Por ello, la organización sindical denunció que España tiene una de las ratios de matronas más bajas de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), ya que mientras que la media es de casi siete matronas por 10.000 mujeres, en España es de tres para atender a la mujer no solo durante la gestación, parto y puerperio sino en todo lo relativo a su salud sexual y cuidados ginecológicos.

España cuenta con unas 8.000 enfermeras y enfermeros especialistas en Enfermería Obstétrico-Ginecológica trabajando en la sanidad pública, lo que también «nos sitúa, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), muy por detrás de los países de nuestro entorno, estando sólo por delante de Rumanía y Eslovenia».

DÉFICIT CRÓNICO

Pero, destacó Satse, «este déficit estructural y crónico de matronas es responsabilidad exclusiva del conjunto de administraciones públicas que, en lugar de priorizar y apostar por este profesional sanitario, optan por la solución más fácil de instar a sus matronas a trabajar exclusivamente en el paritorio, cuando su labor es también absolutamente imprescindible en otros muchos ámbitos y espacios profesionales, agrega».

Quizás también te interese:  El PSOE pide la comparecencia de Mañueco en las Cortes para explicar los incendios de este verano en Castilla y León

Entre ellos, el sindicato destacó que, a lo largo de la adolescencia de cualquier mujer, las matronas realizan actividades educativas e informativas en materia de salud sexual y reproductiva, métodos anticonceptivos, hábitos de vida saludables o prevención del cáncer de cuello de útero.

En una etapa adulta, estos profesionales desarrollan actividades educativas en materia de salud sexual y reproductiva y trabajan también en la detección precoz de distintos cánceres, como el de cuello uterino, mama o genital, así como en la atención en el climaterio o la prevención de las alteraciones de suelo pélvico, incontinencia urinaria, etc.

Desde el Sindicato de Enfermería apuntaron que «la falta de suficientes matronas responde al actual modelo sanitario que hay en nuestro país de priorizar la atención a la persona ya enferma o, en este caso, a la que requiere de una asistencia profesional con motivo del parto, en lugar de apostar por la prevención y promoción de la salud».