MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

PreZero España y Endesa anunciaron hace un año la construcción de la primera planta de reciclaje de palas eólicas de la Península Ibérica, y a lo largo de estos meses han estado trabajando para que sea una realidad. Ahora se ha dado un paso más en este proyecto, gracias a la constitución de Grineo, sociedad creada para gestionar las palas que serán recicladas en la instalación.

Según informó Endesa, el objetivo de esta primera planta de la Península es reciclar las palas eólicas en desuso y convertirlas en materia prima para nuevos productos, dando nueva vida útil a esos componentes.

La instalación donde se tratarán las palas gestionadas por Grineo cuenta con el reconocimiento del Programa Marco Horizonte Europa de la Unión Europea, principal programa de financiación de la UE en materia de investigación e innovación.

La nueva planta de reciclaje de palas eólicas sigue de este modo su tramitación y se espera que inicie su construcción en 2024. Esta planta que se localizará en Cubillos del Sil (León) forma parte del Plan Futur-e de Endesa para la central térmica de Compostilla, actualmente en desmantelamiento.

La nueva planta en la que llegarán a trabajar en torno a 30 personas de forma fija responde al reto del reciclaje de más de 2.000 unidades de palas eólicas al año, es decir, unas 6.000 toneladas anuales de composite de fibra de vidrio de los aerogeneradores, apostando decididamente por la circularidad de los materiales de las palas.

Las materias primas secundarias recuperadas podrán ser utilizadas, entre otras aplicaciones, en sectores como el de la automoción, la construcción o el cerámico, creando de este modo una economía circular en el negocio eólico español.

Quizás también te interese:  Los Centros de Competencias Digitales de Renfe logran reconocimiento internacional por la calidad de sus procesos tecnológicos