MADRID/BRUSELAS, 18 (SERVIMEDIA)

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se declaró este lunes «indignado» con la Junta de Castilla y León y su presidente, Alfonso Fernández Mañueco, por la «politización» que considera que están haciendo de la respuesta a la Enfermedad Hemorrágica Epizoótica (EHE), conocida también como ‘enfermedad del mosquito’ o la ‘Covid de las vacas’.

En declaraciones a los medios en Bruselas antes del Consejo de Ministros de Agricultura de la UE, Planas contestó a las críticas de Mañueco, que la víspera había responsabilizado al Ejecutivo central de estar «de brazos cruzados» ante este problema, y al que le demanda un «plaz eficaz» de respuesta con indemnizaciones a los ganaderos damnificados.

Según Planas, el Gobierno castellanoleonés vuelve a querer «convertir en una cuestión partidaria» un tema de sanidad animal que «nunca debe politizarse», «como hizo hace meses con la tuberculosis bovina, con su decisión ilegal y tremendamente arriesgada de salirse de las normas nacionales y europeas».

El ministro manifestó dice que mientras su departamento ha buscado ante la EHE la coordinación desde el primer momento con las comunidades desde el primer momento con las comunidades autónomas, así como las recomendaciones de los veterinarios, el Gobierno de Mañueco está respondiendo «absolutamente fuera de lugar», con unos ataques al ministerio cuya estrategia ve clara.

Planas no tiene duda de que lo pide Mañueco como solución a la también conocida como ‘covid de las vacas’ es «dinero». «Pues cumplan el título de la Constitución», le exigió el ministro, «y si creen en cada comunidad que se debe compensar a los ganaderos, que lo hagan las comunidades, que el Gobierno entre el año pasado y éste ha destinado casi 4.000 millones de euros, 1.380 de ellos en ayudas directas, mientras no llegan a 100 millones lo que han dedicado todas las comunidades, la Junta tiene aquí una gran oportunidad».

Quizás también te interese:  Eurocaja Rural abre su primera oficina en Burgos y continúa con su expansión por Castilla y León

El titular de Agricultura prosiguió en su recriminación a la Junta: «Veo aquí, como en otras cosas, una contaminación y un contagio: cuando se pacta con la extrema derecha, con Vox, se acaban asumiendo sus principios y se acaba negando la ciencia, enfrentándose con los veterinarios y creando un problema político que no debe ser un tema político».

«Hago una llamada a la responsabilidad al presidente de la Junta, que no politice, que es la tercera vez que lo hace en las últimas semanas», remarcó Planas. «No tiene ningún sentido hacer política con lo que no es política, sino defensa de la sanidad animal. Perdonen la contundencia, pero estoy indignado por la politización que se está haciendo para desviar la atención de otros temas y del cumplimiento de la Constitución por la Junta».