– En el verano de 2023 ya se sabrá cómo será la nueva Ebau progresiva

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

El secretario de Estado de Educación, José Manuel Bar Cendón, criticó este este martes que las comunicades autónomas de Madrid y Castilla y León amenazaron durante la reunión del Consejo Sectorial de Educación con abandonar los grupos de trabajo si no se paraliza la implantación el proyecto de la Ebau progresiva.

Según el secretario de Estado, en el verano de 2023 ya se sabrá cómo será la nueva Ebau progresiva, que empezará a implantarse en junio de 2024, «para que los profesores y los alumnos tengan tiempo de prepararla».

Según explicó Bar Cendón, no hay voluntad de diálogo en el caso de Madrid y de Castilla y León, al anunciar que abandonarían los grupos de trabajo que están trabajando sobre la implantación de la Ebau progresiva. Además, anunció que dichas reuniones de trabajo se seguirán realizando pese a los posibles abandonos.

No obstante, señaló que estas mesas «tienen margen de acuerdo y son fructíferas y esas aportaciones son escuchadas. Más que una voluntad de acuerdo, al decir, ‘cojo y me voy’, más bien parece que estas comunidades quieren imponer su posición».

El secretario de Estado destacó que, a pesar de la actitud de algunas comunidades autónomas del partido Popular, «este Gobierno va a cumplir con su responsabilidad y va a trabajar en pro de la educación. Queremos dar un mensaje de confianza en estas pruebas, en los profesores y en los alumnos».

Otra comunidad autónoma, Galicia, propuso en el citado Consejo Sectorial de Educación volver al punto de partida para volver a repensar cómo será la Ebau del futuro, cuestión que también fue rechazada por Educación.

Quizás también te interese:  Mayo registra 90 muertos en carretera en España, la cifra más alta del último cuatrienio

En cuanto a la propuesta de hacer de hacer una prueba única para todo el país, secretario de Estado de Educación recalcó que «carece del sustento legal, del sustento práctico, porque se trata de 17 currículos adaptados a cada comunidad autónoma, y además no es una propuesta que pueda conseguir consenso de la mayoría».

Por último, concluyó diciendo que el Ministerio de Educación aspira a conseguir «una prueba de Ebau que tenga el consenso de los gobiernos regionales».