MADRID, 28 (SERVIMEDIA)

Las asociaciones bancarias AEB y CECA advirtieron este jueves de que el nuevo impuesto propuesto por PSOE y Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados «será perjudicial para la economía y para la inversión».

El impuesto se aplicará sobre aquellas entidades financieras que en 2019 ingresaron al menos 800 millones de euros brutos en concepto de intereses y comisiones, gravando con un tipo del 4,8% la cantidad que ingresen por este concepto en 2022 y 2023.

«Estamos analizando los detalles técnicos de la medida tras el registro de la proposición de ley», señalaron ambas asociaciones en un comunicado en el que criticaron que «este impuesto afecta a la capacidad de las entidades de dar crédito y podría tener consecuencias para la estabilidad financiera».

Asimismo, aseguraron que el nuevo impuesto «es una medida que no logrará su objetivo de combatir la inflación y, además, entorpecerá la recuperación económica y la creación de empleo, en un contexto de incremento de los precios y de tensiones geopolíticas».

Además, las dos asociaciones destacaron que «el sector bancario español viene realizando una contribución relevante a la economía y a la sociedad española, así como a la sostenibilidad del gasto público a través también de tributos específicos». «Una medida de este tipo afecta a las decisiones de crédito y riesgo de las entidades, y también a su capacidad competitiva en el mercado único europeo», añadieron.

Por último, AEB y CECA mostraron su disposición «a dialogar con el Gobierno y con los grupos parlamentarios en su tramitación, sobre la base de un adecuado encaje con los principios básicos de nuestro sistema tributario como son los de igualdad, no discriminación y capacidad económica».

Quizás también te interese:  Bruselas eleva al 1,4% el crecimiento de España para 2023 pero augura precios más "elevados" de los alimentos