-También subraya que «los costes de la enfermedad asociadas al tabaco son tres veces mayores que la recaudación tributaria»

MADRID, 26 (SERVIMEDIA)

La Reina subrayó este miércoles que «el tabaquismo no es un hábito, es una enfermedad y debemos ayudar» y que «los costes en enfermedad asociados al consumo del tabaco (laborales, asistencia sanitaria, medicación, discapacidad, pérdida de productividad) son tres veces mayores que la recaudación tributaria generada por la industria. Estos hechos son indiscutibles».

Así se pronunció en la inauguración de la novena Conferencia Europea ‘Tabaco o Salud’ (ECToH), que se celebra en Madrid, en donde también aseguró que «consumir tabaco y los nuevos productos sin combustión provocan enfermedades muy graves» y apostilló que «sabemos que el incremento del precio del tabaco reduce su consumo».

En su discurso en inglés, solo dijo una palabra en castellano, «tabaquismo», también abogó por «más prevención», «sobre todo, la prevención primaria. Es decir, reducir la incidencia del tabaquismo mediante cambios de los factores de riesgo asociados al desarrollo de esta enfermedad».

Doña Letizia alabó el papel «importante» que tienen los jóvenes en la Novena Conferencia Europea ‘Tabaco o Salud’ (ECToH), «para lograr que el consumo de tabaco no sea la primera causa de muerte evitable en el mundo. Los que hemos sido jóvenes y, en muchas ocasiones, inconscientes sobre el riesgo asociado al consumo de tabaco y productos con nicotina, habríamos querido tener toda la información y toda esa capacidad de percibir la realidad que hoy sí tenéis vosotros. Estoy segura de que ninguno de los que estáis hoy aquí iríais a la cafetería a pedir un cóctel de amoniaco, cadmio, alquitrán, acroleína, monóxido de carbono, acetona, arsénico, cianuro de hidrógeno, nicotina y formaldehído, entre otros ingredientes, ¿verdad?»

Quizás también te interese:  El Consejo de Europa reclama a España que garantice el suministro eléctrico en la Cañada Real

Concluyo la Reina que abordar un asunto como la epidemia de tabaquismo «requiere de inteligencia, de unión y de una estrategia coordinada que integre medidas de prevención, legislativas y asistenciales y de políticas de control que tengan potencial para reducir su impacto en la salud. El profesor Carlos López Otín siempre dice que la prevención es la cultura de la vida. Y una vida saludable requiere curiosidad por el conocimiento para saber cómo tomar decisiones diarias que afectan a nuestra salud. Es decir, lo que comemos, bebemos, respiramos, pensamos, lo que no fumamos y el ejercicio que hacemos. Cada día de nuestra vida. Impulsemos esa responsabilidad individual y escuchemos a los que más saben durante estos tres días» que durará la Conferencia Europea.