MADRID, 31 (SERVIMEDIA)

La princesa Leonor pidió este martes a los españoles que confíen en ella porque «yo tengo puesta toda mi confianza en el futuro de España». Y proclamó que «no hay mayor orgullo» que servir a todos los españoles «con respeto y lealtad».

Así se pronunció en su primer discurso como heredera al trono de España tras haber jurado la Constitución en el Congreso de los Diputados, al cumplir la mayoría de edad y tras recibir de manos de su padre el collar de Carlos III en el Palacio Real.

«Me debo desde hoy a todos los españoles, a quienes serviré en todo momento con respeto y lealtad. No hay mayor orgullo. En este día tan importante, que voy a recordar siempre con emoción, les pido que confíen en mi, como yo tengo puesta toda mi confianza en nuestro futuro, en el futuro de España», aseveró la princesa de Asturias.

«Al cumplir hoy 18 años y alcanzar la mayoría de edad», enfatizó doña Leonor, «me he comprometido solemne, formal y públicamente con nuestros principios democráticos y con nuestros valores constitucionales, que asumo plenamente. Y he contraído una gran responsabilidad con España ante las Cortes Generales, que espero corresponder con la mayor dignidad y con el mejor ejemplo».

Además remarcó la princesa Leonor que su juramento incluye fidelidad al Rey. «No sólo a su persona, sino también a lo que la Corona simboliza y representa: la unidad y permanencia de España. Recuerdo muy bien lo que mi padre, el Rey, me dijo cuando me impuso el Toisón de Oro: ‘Te guiarás permanentemente por la Constitución, cumpliéndola y observándola, servirás a España con humildad y consciente de tu posición institucional’. Son palabras que en todo momento tendré muy presentes».

Quizás también te interese:  Más de 5.000 voluntarios retirarán basura desde mañana en más de 300 ríos, lagos o embalses de España

Apeló la heredera al trono al sentido del deber con el que «conduciré mis actos en todos los ámbitos de mi vida atendiendo siempre a los intereses generales de nuestra nación; observaré un comportamiento que merezca el reconocimiento y el aprecio de los ciudadanos y cumpliré con mis obligaciones con total dedicación y una entrega sin condiciones, procurando siempre crecer como persona con el cariño y apoyo de mi familia».

Hizo mención al collar de la orden de Carlos III que le impuso el Rey del que dijo que es «una distinción vinculada al servicio del Estado y a nuestra monarquía parlamentaria» y agregó que «desde hoy incorporo su valioso lema —virtud y mérito— a mi condición de princesa de Asturias y heredera de la Corona».

Por último, la princesa Leonor agradeció también a los presidentes del Congreso y del Senado la concesión de las medallas de las cámaras que me unen, desde este día tan trascendente, a las instituciones que representan al pueblo español, titular de la soberanía nacional.

CERRADA OVACIÓN EN EL CONGRESO

Antes de desplazarse al Palacio Real la princesa de Asturias juró la Constitución en el Congreso de los Diputados, tras lo cual todos los presentes en el Hemiciclo aplaudieron durante casi cuatro minutos.

La princesa Leonor, que llevaba un traje blanco de la sastrería Serna, que fue quien hizo el traje de boda al Rey, también portaba el Toisón de Oro, que le entregó su padre en 2018, agradecía con su mirada esa muestra de cariño.

Se acercó a saludar a sus padres, por indicación del Rey, muy emocionado por el momento que él había vivido hace 37 años y que ahora revivía con su hija. Doña Leonor también besó a su madre y se acercó a su hermana, aunque no la besó. Mientras miraba agradecida a los asistentes en el Hemiciclo y en la tribuna de invitados que no dejaban de aplaudir.

Quizás también te interese:  Las nuevas pensiones en 2022 fueron un 22,3% más bajas para las mujeres que para los hombres