MADRID, 28 (SERVIMEDIA)

Las personas de 65 o más años representan en España el 20% de la población, mientras que las que tienen menos de 20 representan el 19,2%. De este modo, la población de personas mayores supera a la de los jóvenes, como ya ha sucedido en Alemania, Italia y Portugal, según constató este viernes Funcas con motivo del Día Europeo de la Solidaridad entre Generaciones.

Funcas observó que las proyecciones demográficas apuntan hacia un «mayor desequilibrio entre generaciones en las próximas décadas», lo que representa «un reto en la medida en que los colectivos de los que se esperan comportamientos solidarios tienen recursos que los sitúan en posiciones muy diferentes».

Actualmente, las personas mayores son las que «absorben más parte de la renta nacional canalizada por los estados del bienestar europeo» y quienes «disponen de más patrimonio e inmobiliario y por su peso demográfico son actores determinantes de los resultados electorales».

Desde 2013, según Funcas, la renta por persona y unidad de consumo más alta se da en el grupo de personas mayores de 64 años, que también presenta, desde 2010, el riesgo de pobreza o exclusión social más bajo.

En ese sentido, «las generaciones que extraen de forma mayoritaria sus rentas de las pensiones públicas tienen una mejor posición económica» que las personas que están fuera del mercado laboral y que aquellas que se encuentran en edad laboral.

A su vez, Funcas subrayó que las dos esferas de solidaridad intergeneracional (la familiar y la social) están «conectadas» y que mientras sigan así «la probabilidad de conflictos intergeneracionales será menor».

Quizás también te interese:  Ofelia Rey se alza con el Premio Nacional de Historia de España por 'El vuelo corto. Mujeres y migraciones en la Edad Moderna'

A pesar de ello, advirtió de que «esta salvaguarda familiar puede debilitarse en sociedades en las que, como la española, las generaciones más jóvenes se vacían por la caída de los nacimientos».