MADRID, 01 (SERVIMEDIA)

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha aprobado renovar por un año el mandato de la misión Unifil en Líbano, tal y como quería España, y lo manifestó la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles.

El Consejo de Seguridad prorrogó el mandato de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano hasta el 31 de agosto de 2024, tras una discusión sobre la necesidad de que las fuerzas de la ONU tuvieran acceso a algunas zonas alrededor de la llamada ‘Línea Azul’.

La resolución 2695 (2023) se adoptó mediante votación registrada de 13 votos a favor, ninguno en contra y 2 abstenciones (China y Federación de Rusia).

Este pasado miércoles, durante su participación en la Reunión informal de Ministros de Defensa de la UE celebrada en Toledo, Margarita Robles se reunió con el secretario general adjunto de Operaciones de Paz de la ONU, Jean-Pierre Lacroix, para abordar la situación de la misión Unifil en Líbano, «donde saben que el jefe de la misión en este momento es español y además tenemos un contingente numeroso».

Robles explicó que en la reunión con Lacroix pusieron «de relieve la preocupación que tenemos porque es una misión muy complicada, una misión muy difícil por la situación interna que hay en Israel en este momento, también la presión de Hizbulá».

Cabe recordar que la milicia chií libanesa se ha mostrado contraria a la renovación del mandato de Unifil, la misión que da cumplimiento a la resolución 1701 de Naciones Unidas, cuyo objetivo principal es vigilar el cese de las hostilidades entre Hizbulá e Israel, además de contribuir a restablecer la paz y la autoridad efectiva del Gobierno de Líbano en el sur del país.

Quizás también te interese:  Las Mejores Tiendas de Alimentación en Martorell - ¡Descubre los Lugares Más Destacados!

España participa en la misión de Unifil (siglas inglesas de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano) desde 2006, en este momento con el despliegue de más de 600 militares. Actualmente, el jefe de la misión y comandante de la Fuerza de Unifil es el general de división español Aroldo Lázaro, al frente de unos 10.000 cascos azules de 45 países.

VIOLACIONES DE LA ‘LÍNEA AZUL’

Mediante la resolución aprobada finalmente, el Consejo reiteró su llamada al Gobierno del Líbano a presentar un plan para aumentar sus capacidades navales lo antes posible, incluso con el apoyo apropiado de la comunidad internacional, con el objetivo de, en última instancia, disminuir el Grupo de Trabajo Marítimo de Unifil y transferir sus responsabilidades a las Fuerzas Armadas Libanesas.

Además, el Consejo condenó todas las violaciones de la ‘Línea Azul’, tanto por aire como por tierra, y pidió enérgicamente a todas las partes que respetaran sus obligaciones en virtud del derecho internacional, así como el cese de hostilidades. También les instó a que evitaran cualquier violación de la ‘Línea Azul’ y cooperen plenamente con las Naciones Unidas y la fuerza de Unifil.

Asimismo, el Consejo reafirmó que la Unifil no requiere autorización o permiso previo para llevar a cabo las tareas que se le han encomendado y que está autorizada a realizar su operación de forma independiente.

También instó a todas las partes a lograr avances tangibles hacia un alto el fuego permanente y una solución a largo plazo, como se prevé en la resolución 1701 (2006), y a Israel a acelerar la retirada de su ejército del norte de Ghajar y la zona adyacente al norte de la ‘Línea Azul’.

Quizás también te interese:  Feijóo aplaude la elección de España para el Mundial de 2030: "Es una gran noticia"

Algunos miembros del Consejo denunciaron que la fuerza de Unifil no puede acceder a algunos lugares a lo largo de la frontera de la ‘Línea Azul’, particularmente teniendo en cuenta el reconocido almacenamiento de armas de Hizbulá.

El representante de los Emiratos Árabes Unidos advirtió que las tensiones en la ‘Línea Azul’ están en un nivel no visto desde la guerra de 2006, con Hizbulá erigiendo torres de observación, realizando ejercicios militares con fuego real e impidiendo la libertad de movimiento de la fuerza de la ONU, «mientras ataca descaradamente a las fuerzas de mantenimiento de la paz».